Cabras que producen leche y ¿seda de telaraña?

Son el producto de una técnica de biología sintética, que introduce nuevo material genético en un organismo

Parece sacado de una película de ciencia ficción pero científicos de la Universidad de Utah han logrado modificar el ADN de las cabras, haciendo posible que produzcan seda de telaraña junto con su leche.

La seda producida por las arañas está hecha de proteína. Tomaron de las arañas el gen de producción de seda y lo pusieron en un segmento de ADN de la cabra, de forma que la proteína extraída del gen será elaborada en la ubre de las cabras cuando estas produzcan leche.

Después de ordeñar a las cabras, la leche se separa y filtra en dos partes; una con los glóbulos de grasa y otra de proteína. Después es concentrada y precipitada con una solución de sal, proceso después del cual se obtiene proteína relativamente pura de seda de arañas; capaz de hilarse.

Este tipo de manipulación cae dentro de lo que se conoce como biología sintética, que consiste fundamentalmente en la introducción de nuevo material genético en un organismo. En este caso, para producir la proteína de seda.

Estas cabras araña podrían ser muy valiosas, pues la seda que producen es más resistente que el nylon y más fuerte que el kevlar – ambos materiales muy útiles y con alto valor comercial. La justificación para haber hecho esta modificación es que las arañas no pueden ser criadas en granjas pues se comen las unas a las otras y harían imposible producir la seda a nivel industrial.

Aunque hasta ahora solo se han modificado unas cuantas, la idea es poder contar -prontamente- con una granja productora de cabras araña. Falta ver qué impedimentos tendrán al ser una práctica controversial.

 

Fuente:  Cabras que producen seda de telaraña  (BBC Mundo)