España a un paso de perder la presidencia del medio ambiente en la ONU

La posible salida de la presidencia de Pnuma se produce en un momento en que hay fuertes intenciones de elevar de rango al organismo, convirtiendolo en una agencia oficial de las Naciones Unidas.

España está a punto de dejar la presidencia del Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (Pnuma/UNEP en inglés), cargo rotatorio que asumió hace un año la entonces ministra de Agricultura y Medio Ambiente Rosa Aguilar. A pesar de que la designación es por un período de dos años, el actual ministro, Miguel Arias Cañete, no ha solicitado mantener el cargo luego de la dimisión de Aguilar.

De esta forma, España perdería la presidencia de la reunión mundial de ministros de Medio Ambiente, a celebrarse en febrero en Nairobi.

Arias Cañete ha manifestado desconocer todo sobre medio ambiente y que interiorizarse en el tema va a requerir “un enorme esfuerzo”. Hasta el momento el ministro no ha solicitado mantener el puesto en el organismo internacional con sede en Kenya.

Un vocero de Pnuma confirmó que la organización ha solicitado a la Unión Europea la designación de otro presidente para el año que resta del período (la presidencia es por continentes, dura dos años y en este momento le toca a Europa).

El Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente aún no toma una decisión oficial y  se estima que podría enviar a ocupar el puesto, previsiblemente, al Secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos.

La posible salida de la presidencia de Pnuma se produce en un momento en que hay fuertes intenciones de elevar de rango al organismo, convirtiendolo en una agencia oficial de las Naciones Unidas. Así por lo menos figura en el borrador de resolucion de la Cumbre de la Tierra de Río (+20) que tendrá lugar en junio próximo.
La ex secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, declaró que “Lamento profundamente que tras el mensaje reiterado de que el PP quería poner a España en su sitio, la primera decisión del ministro de Medio Ambiente sea descartarse de un cargo tan relevante en un año decisivo, porque es la Cumbre de la Tierra de Río”.

Precisamente en Medio Ambiente, el equipo del gobierno español anterior había logrado gran relevancia internacional. La misma Ribera era invitada a las reuniones del clima de las naciones desarrolladas, que se celebra en Washington y donde se negocia sin traducción al margen de la ONU.
En contraste, las dos últimas ministras de Medio Ambiente, Elena Espinosa y Rosa Aguilar, evitaron gran parte de las citas internacionales sobre el tema. La fusión de los Ministerios de Agricultura y Medio Ambiente, impulsada por Zapatero el año 2008, llevó a que los ministros se centraran sólo en lo primero y dejaran que los secretarios de Estado actuaran como ministros de facto en Medio Ambiente.

rio660x160.jpg

Fuente: España, a punto de perder la presidencia de medio ambiente de la ONU (El País)