Un nuevo tiburón híbrido en aguas australianas

Se mezclan dos especies cercanas para dar lugar a una mucho más apta para sobrevivir al cambio climático

Muchas especies han tenido que adaptarse a los cambios paulatinos, y no tan ignorables, en el clima y modificaciones en su hábitat natural. Una manera de adaptarse no muy común es la hibridación, que permite mezclar dos especies y conservar las mejores características de cada una.

El proceso de hibridación sucede, en la mayoría de los casos, cuando dos especies muy parecidas que se desarrollan de manera separada vuelven a estar en contacto.

Este fue el caso del nuevo híbrido de tiburón encontrado en las aguas de Australia. Es una mezcla del tiburón punta negra y su variante australiana dieron lugar a una nueva especie que está más preparada para la amenaza humana. Es un animal mucho más robusto y que se mantiene más alejado de las costas que los ejemplares punta negra australianos, evitando así ser presa de los barcos pesqueros.

Según los científicos, el aumento en las temperaturas del agua hizo que el hábitat de ambas especies se mezclara de tal forma que se encontraran de nuevo. Han analizado a los ejemplares encontrados y resulta que desde hace un par de años han estado apareándose y perfeccionando su estrategia para sobrevivir al cambio climático.

Fuente: Hybrid Sharks Show How Nature Adapts to Climate Change (Good)