El Punk verde y libre de excesos de Alvaro Peña

Compartió techo en la casa okupa #101 en Londres de los 70′ con Joe Strummer, líder de la banda The Clash. A 10 años de la muerte de su amigo continúa en la senda musical más punk y más verde que nunca. Entrevista exclusiva.

Es un viejo loco para muchas personas que ven con asombro su puesta en escena en los bares underground del Puerto de Valparaíso, cuando una vez al año llega de Alemania y se deja caer por estos lados. El mítico Alvaro Peña, conocido por haber compartido techo de una casa okupa en Londres en los 70′ con Joe Strummer, líder de la banda The Clash, es por estos días nuevamente el foco de atención, en la, según yo, mejor etapa de este artista, ya que desde que fue abandonado por su Manager para Latinoamérica y el Caribe, el pintor Gonzalo Ilabaca, pudo volver a su origen en circuitos punk acompañado por la banda Fatiga de Material, y dejar la melosa y snob movida de guantes blancos y piano de cola.

En una de sus canciones autobiográficas menciona que nació en 1943, pero la vitalidad de este anciano adolescente deja en duda  las décadas sobre su cuerpo. Mientras el mundo se disolvía en el alcohol y los excesos, Peña, o  “The Chilean with the Singing Nose”, se bajaba tranquilamente del escenario en donde desenfrenadamente cantó las canciones que lo llevaron a la admiración de los entendidos, que estudian sus letras en la Universidad de Constanza en Alemania, y que inspiraron Full Dedication, filme dirigido por Hans Kotter, Jochen Hägle y Christian Zschammer. Ahí lo abordé, con el profesionalismo que se puede a las 2 am para sacar una exclusiva para las delicias de nuestros lectores de Veo Verde:

¿Eres un niño grande Alvaro?

Yo siempre he sido infantil, sino fuera así, no me sacaría la cresta por 20 pesos. La inocencia del rock me mantiene vivo y coleando. Me gusta innovar, hacer cosas nuevas, porque si uno no cambia queda como dinosaurio. Mi mamá nunca quiso que yo hiciera rock y yo le digo “Perdóname mamita, pero me voy a morir en el escenario”. Mi papá me ayudo en toda la parte musical pero mi mamá no.

Esa lucha primitiva que aun tienes con tu madre demuestra que eres un viejo adolescente…¿Qué hay con las madres? Tu escribiste una canción donde hablas de que “las guaguas (bebes) del mundo lloran, las guaguas del mundo gritan: Leche Materna no en Polvo”  .

Madre hay una sola gracias a dios (canta). Con todo respeto. Son muy censuradoras, cortan las alas. Me decía “vas a ser un basurero” y eso me lo repetía todos los santos días. Ellas dicen querer el bien para el hijo, pero lo que están haciendo es quererse a ellas mismas a través de los hijos.  El supuesto amor incondicional de una madre, no existe si está tratando de hacer su voluntad antes que la del hijo.

¿Y la madre naturaleza Alvaro? Sabemos que tú tienes una predilección por esta madre

Claro, me gusta estar en contacto y para eso no fumo, no tomo, soy vegetariano. Además no tengo celular, ni computador, ni nada que obstruya la creatividad. Lo que si tengo es salud, todo me funciona perfectamente. Lo más importante es la vida. Hago yoga, meditación, tomo agua caliente en la mañana, mi conexión con dios es muy fuerte, esa fuerza masculina, femenina y animal. Estoy muy contento con ese concepto. Soy un hombre feliz.

Tú has dicho que no comes nada que tenga ojos

Si, soy estricto vegetariano. Del mar no como nada más que las algas. Yo cuando tenía 16 años comía todos los viernes ballena que traían de Quintay, comía mucha carne en ese tiempo, pero felizmente, cuando llegué a Londres en los 70, cambié radicalmente, no comí nunca más carne, ni fumé más cigarillos, dejé el alcohol y no me drogué.

Tu padre te obligaba a fumar antes de irte a clases

Después del desayuno me daba cigarros Luky Strike matuteados, y cuando llegaba al paradero lo apagaba, pero estaban todos mis compañeros pidiéndome que no lo apagara: “No lo apaguis, dámelo a mi¡¡” me decían. A mi no me gustaba fumar. Mi papá fue muy especial, me inspiró en la cuestión musical, me decía: “¿Porqué te estás cortando tanto el pelo? déjatelo más largo. Me pasaba direcciones de esposas que tenían los esposos embarcados como 6 meses para que yo me las fuera a tirar. Estaba tratando hacer de mí un verdadero hijo de tigre.

¿Con que se divierte el creador de ese himno para oficinistas “El Stress”, que no deja pensar, reír, e incluso cagar? 

Con mi creatividad. Como te decía, yo medito, me voy a acostar a las 8 y me levanto a las 8, lo que hago a veces en la noche es trabajar arreglos musicales, no necesito estar frente a un piano, porque los arreglos los hago con la cabeza, entonces estoy pensando constantemente en función de la música, ese es mi quehacer, es lo que me mantiene sano y vivo.

¿Y mujeres?

Si tengo una polola alemana, que anteriormente era mi señora, porque me he casado como 4 veces, y ahora es mi polola, nos separamos, a ella no le resulto, a mí por mi lado tampoco, así que ahora nos estamos juntando de nuevo, pololenado.

Como Richard Burton con Elizabeth Taylor

Claro, jajaja. Pero cuando vengo a Valparaíso me llevo medias caladas. Jajajja. Es una tragedia ese punto, porque yo estoy 2 o 3 meses que es lo que va a durar el asunto, pucha, una lata, voy a tener que tener un depto especial para las chicas que llevo, no muchas gracias, prefiero masturbarme, perdonando la expresión.

¿De ahí viene Bebiendo de mi propia esperma? (drinkin my own sperm)

Claro. Yo ya me había hecho la paja de todas las formas posibles, con cáscaras de plátano, y toda esa cuestión, hasta que se me ocurrió beber de mi propia esperma, poniendo las piernas arriba contra la pared y después me caía la esperma sobre la boca.

Eso es como fotosíntesis

Claro, pero ahora soy vegetariano, así que no como nada de origen animal. Jajaja.

¿Tienes las venas vírgenes, a pesar de vivir con The Clash y Sex Pistols?

Yo no tomo drogas, la única vez que le pegué una aspirada a un pitillo tuve un sueño en donde tenía un pene muy grande que daba vueltas a través del mundo, y daba vueltas y vueltas, después vomité hasta el alma, y me sentí muy acongojado.Los cientounerosEl 101, era el número de la casa ocupa en donde vivíamos en Londres con Joe Strummer. Era una banda de todos los que vivíamos ahí. Dejé la banda, formé un trío y saqué el long play Bebiendo de mi propia esperma que está en las universidades de Berlín junto a las obras de los grandes realizadores, está en la BBC de Londres.

¿Cuál es el problema principal en Chile?

La corrupción, la caca de perro, la hediondez. Hay una plata que está entregada por el banco interamericano para tratar el tema de los perros vagos y no se hace nada, cuando están calificados como plaga. Hay que esterilizar, hacer casas hogares para perros, si son calificados como plaga.

¿Qué piensas de las teorías de 2012? (El domingo tocó en el Festival del Fin del Mundo en Peñablanca, en donde los punk que fueron en hordas a comprar alcohol al supermercado, sorprendieron a Alvaro Peña comprando pastelillos)

Pueden haber muchos tipos de fines, no un solo fin de algo, pero como hace 40 años que no leo un libro ni me interesan las noticias, la verdad es que no me conecto con esas expectativas que se están formando.

Del documental “Alvaro de Valparaíso” de Alejandra Fritis: