Torta de galletas Oreo

Una receta simple y rápida, que no necesitas meter al horno.

Esta torta es de las que siempre hacían para el cumple de mi mejor amiga Dani en la época del colegio. Se la hacía la “Yeya” la persona que la cuidó a ella y a su hermana desde chicas. A veces la ayudábamos a decorar o nos comíamos el resto de crema que le sobraba.

Le verdad es que es una receta muy fácil de hacer, con muy pocos ingrediente y que puedes hacer incluso con ayuda de tus hijos o sobrinos.

Necesitas: 10 paquetes de galletas Oreo (o tritón si eres de Chile), un litro de crema para batir, 4 cucharadas soperas de azúcar flor y una taza mitad pisco (agua ardiente o algún licor) mitad agua.

Preparación: Primero bate la crema hasta que se formen copos consistentes. Te recomiendo que antes de batir, la dejes un ratito en la heladera, sin que se congele, o 12 horas en el refrigerador. Cuando esté bien batida, échale el azúcar flor de a poco.

Luego, separa las galletas en dos (es como abrirlas). Toma un molde, de esos desmontables, donde haces kuchen, en él armarás la torta. Haz una base con las galletas, previamente pasadas por la mezcla de agua y licor.

Debes ir poniendo una capa de galletas luego una de crema y luego de galletas. El groso de cada capa, lo marcará el que tenga las galletas. Cuando termines antes de llegar al borde del molde, cubre todo con crema y galletas picadas. Luego lleva a la heladera por tres o cuatro  horas. La idea es que la cocines en la mañana del día en que al comerán.