Las mujeres se toman la parrilla

Ahora hay clases sólo para mujeres, pero seguro algunos hombres también las necesitan.

Dicen -al menos en Chile- que los reyes de los asados son ellos, pero en mi caso, he aprendido mucho con mi papá y mi abuelo, así que no tengo mucho que envidiarles. No me demoro nada en prender el fuego y se perfectamente cuándo se le echa la sal a la carne o cuánto tiempo debe estar cada trozo dependiendo el punto de cocción.

Si tú eres de las que quiere aprender el arte del asado y estás en Santiago de Chile, te cuento que se están impartiendo clases de asado en un quincho muy agradable, con sombra, fresquito, en la comuna de Ñuñoa. Las clases las imparte la conocida bloguera gastronómica Isidora Díaz quien dice que “aprender a hacer un asado normal, con parrilla normal y cortes de carne normales es simple. Los cursos que conozco  de parrilleo, son carísimos y en parrillas supersónicas a gas o eléctricas. Pero la idea de mi curso es imitar las condiciones reales de cualquier asado, y que así seamos capaces de lograr carnes exquisitas, jugosas y blandas”, y agrega “las mujeres tienen pasta para hacer asados y si sabes cocinar,  serás buena en la parrilla. Lo que pasa es que los hombres nos tienen convencidas de que es algo misterioso y complicado, pero nada que ver, esos son puros cuentos. Asar a la parrilla es mucho más simple de lo que parece. Además es entretenido”.

El curso tiene un valor de 30 mil pesos por persona. Esto incluye clases de cómo comprar carnes, por lo que el día comienza con una junta en el supermercado a las 9 de la mañana, clase teórica con material impreso, clase práctica y almuerzo con carnes, ensalada, papas, vino, cerveza y postre. Todo lo necesario para pasar una tarde increíble.

Las clases son personalizadas, con un máximo cinco alumnas. Todas deben llevar un delantal de cocina, muchas ganas de aprender y hambre. ¿Qué les parece?

Más información en  www.lasartenyelmango.cl