Árboles de Navidad ahora pueden beneficiar el hábitat de los peces

Los árboles sumergidos permiten a los pequeños peces refugiarse de los depredadores y aumentan los insectos acuáticos, bocadillos favoritos de los peces.

Llegó la hora de desarmar el árbol de Navidad ¿Qué piensas hacer con su arbolito natural?

En muchos lugares del globo aún se usan los árboles de navidad recién talados y no sintéticos, si bien algunos los prefieren por su aroma y naturalidad, lo cierto es que no es muy ecológico cortar un árbol solo para tenerlo en casa unas semanas.

Estados Unidos es uno de los países donde más prefieren árboles naturales de navidad. Para que los árboles navideños no sean desechados a la basura se les ha ocurrido una idea muy útil para el ecosistema.

Los árboles de navidad son hundidos en los ríos, lagos y pantanos para crear hábitat para los peces. Los árboles sumergidos permiten a los pequeños peces refugiarse de los depredadores, además cuando el árbol comienza a podrirse se aumentan los insectos acuáticos, bocadillos favoritos de los peces.

Diversas organizaciones son las encargadas de distribuir los pinos de navidad en las zonas más afectadas.

Fuente: Reciclar árboles de navidad para ayudar a los peces (Blog del Medio Ambiente)