Cómo irse de vacaciones con pocos fondos

No todos tomaron las precauciones y hoy quieren salir pero sus recursos son limitados. Acá unos consejos para no quedarse en la casa.

Este año me fui a Valparaíso para pasar el año nuevo, el aire estaba exquisito pero cuando me vine de vuelta sentí las tremendas ganas que tengo de descansar y de tomar vacaciones.

No es llegar y tomar la decisión de salir. O quizás yo me complico más de la cuenta. Una amiga me dijo, “Voy a tirar una moneda al aire si sale cara me voy al sur y sello al norte”. Me encantaría hacer eso.

Para este verano no tengo mucho dinero ya que me cambiaré de casa, as{i que mi proyección no es tanta. Pero por lo mismo es más difícil elegir qué hacer con poco dinero.

Para los que están en esta misma situación les recomiendo lo siguiente:

  • Acampar en un parque nacional. Lo bueno es que los costos de acampar no son tantos y es ideal para descansar y tener contacto con la naturaleza que te renueva. A mí me gusta mucho el Parque La Campana que está ubicado en medio de la Cordillera de la Costa, cerca de Santiago (Chile).
  • Viajar cerca para no gastar tanto en pasajes también es una buena idea. Y así utilizas tus fondos en arrendar una casa entre varios y comer rico.
  • No comer en restaurantes, si no que cocinar. Así no te darás cuenta todo lo que ahorrarás. No a todos les gusta preparar comidas, pero las ensaladas no son tan complicadas y además no engordan.
  • Comprar los pasajes con anticipación, mientras antes los compres, más barato cuestan.
  • Pero el mejor consejo es tomar las vacaciones después de febrero, porque los costos bajan y además hay menos gente y podrás descansar más.

Además te recomiendo comenzar hoy mismo a juntar dinero en un chanchito para que el próximo año te tomes las vacaciones que mereces.