Animador japonés contrae leucemia “presumiblemente” por comer vegetales cosechados en Fukushima

Con el fin de bajarle el perfil al desastre nuclear, la popular figura de TV, Otsuka Norikazu, comió frente a cámaras una preparación que contenía vegetales cosechados en las inmediaciones de la planta con fuga radioactiva.

El programa matinal de televisión japonesa Mezamashi TV, como en todas partes del mundo cuando sucede algo de gravedad, se encargó de que sus presentadores tranquilizaran a la gente ante la crisis radiactiva sufrida en Fukushima, luego del terremoto.

Es por eso que el popular Otsuka Norikazu, no vio mejor forma de hacerlo que poniéndose a engullir con entusiasmo los vegetales cosechados en las inmediaciones de la planta que sufriera el desastre nuclear.

Pues bien, desde esa fecha aparentemente nada ocurría en la salud del conocido  hombre de 63 años, hasta que un día de octubre identificó una protuberancia extraña al nivel de su cuello. Los exámenes arrojaron como diagnóstico nada menos que leucemia, una enfermedad propia de niños y que en adultos en Japón se presenta en la razón de 1 caso en cada 100,000 por año. Esto hace presumible que esta ingesta de vegetales contaminados con radiactividad le haya provocado la grave y mortal enfermedad. (Se podría afirmar, pero ningún médico, en ningún tipo de cáncer atribuye a una razón en particular su causa, pero las evidencias están a la vista, además hay estudios que comprueban que la radiación provoca, más comúnmente el cáncer a la tiroides, por esta razón los expuestos deben recibir terapias de Yodo).

Es tal la relación de las enfermedades como el cáncer y la contaminación nuclear,  que las autoridades ya han clausurado unas 2.300 granjas de arroz del sector. Con esta medida suben a 4.300 el número de exportadores que tienen prohibido comercializar el blanco cereal, con el fin de que no siga siendo dañada la salud humana.

Debemos recordar que un reactor nuclear consiste básicamente en un recipiente en cuyo interior se encuentra el combustible nuclear (uranio o plutonio), altamente tóxico para la salud humana de provocarse una fuga de este material.

Rodríguez-Farré, uno de los mayores expertos internacionales en radiaciones nucleares y autor de estudios sobre las consecuencias de la catástrofe nuclear de Chernóbil, asegura que el estroncio y el yodo “aumentan el riesgo de todo tipo de cánceres, especialmente de huesos, músculos y tumores cerebrales, disminuyen la inmunidad del organismo y aumentan la capacidad de sufrir otras patologías”. Pincha acá para leer la noticia. 

Fuente: German TV: Japan TV star suffering acute leukemia after eating Fukushima produce (VIDEO) (EneNews)