Con pocas esperanzas para el planeta realizan La Cumbre del Clima en Durban

Naciones se reúnen para revalidar el Protocolo de Kioto y sumar más naciones para reformar el sistema energético mundial

Tras varios encuentros infructuosos distintos países del mundo se reúnen  en Durban (Sudáfrica) en La Cumbre del Clima que tiene como objetivo reformar el sistema energético mundial y mantener el protocolo de Kioto, que vence este 2012, consiguiendo un pacto nuevo valido hasta el año 2020.

La idea de esta cumbre es que se sumen más naciones, especialmente EE UU,  Brasil, China e India, que son algunas de las potencias que más contaminan con CO2 al globo.

Cabe señalar, que la reunión se viene a dar luego de varios fracasos en materia medio ambiental. Siendo el más mediático la cita de 150 jefes de estado en Copenhague el 2009, cuando los cables de Wikileaks, sobre  la diplomacia estadounidense,  revelaron que el pacto era una gran decepción, especialmente con EE UU y con China, ya que no habían accedido a su cumplimiento.

Según un cable confidencial, que salió a la luz pública el año pasado, el presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, confesó al embajador en Bruselas que Copenahue fue “un desastre increíble” y añadió: “Las cumbres multilaterales no funcionarán”.

Es por eso que para la próxima reunión existe poca fe en que la negociación internacional contra el cambio climático de la  ONU, dé algún fruto.

Contrario  a lo que se pueda pensar, la opinión pública es cada vez más escéptica sobre la gravedad de cambio climático, por ello en EE UU ya no quieren firmar nada y las potencias en vías de desarrollo creen que la única fórmula válida es mantener Kioto, que les ha garantizado inversiones sin comprometerles a reducir sus emisiones.

Ante todo este panorama,Kioto sólo cubre el pequeño porcentaje de las emisiones mundiales y la negociación apenas avanza. Ya  se ha retirado Japón, Rusia y Canadá, quedando solo la UE, que aun mantiene su objetivo de reducir sus emisiones un 20% respecto a 1990, siempre y cuando las potencias se unan antes del 2015.

Aunque el compromiso de la UE no es menor, hay que señalar que Europa aya emite un 15,5% menos que en 1990, así que al ritmo actual de reducción llegar al 20% en una década no supone gran esfuerzo para ellos, como para otras potencias.

El compromiso de la UE no es un gran avance para Durban, mientras no se unan más potencias con intenciones reales de ayudar al planeta.

Las criticas  a los países automarginados no se hicieron esperar. La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, explicó que  “La UE no está en disposición de permitir a nadie que se esconda en argumentos simplistas”, además señaló, en alusión a la pretensión de los emergentes y de EE UU de que todo siga igual con la UE. “Nosotros vamos a un segundo periodo siempre que ustedes no fallen y se comprometan públicamente a unirse. Señores de Brasil, China e India, si les parece tan importante el Protocolo de Kioto, únanse a él”.

Es difícil para la población mundial confiar en que estas reuniones llegarán a buen puerto.

El año 2007 en la cumbre en Bali todos acordaron llegar a un acuerdo, pero dos años después llegó la fecha, nada pasó. En Copenhague, los presidentes pactaron limitar el calentamiento a dos grados centígrados pero con las metas que ellos mismos e pusieron e enviaron a la ONU no se acercan en lo más mínimo.

Fuente: La cumbre del clima de la ONU comienza en Durban sin expectativas de alcanzar un acuerdo vinculante (El País)