Método amigable y chileno para el control de Plaga de Chaqueta Amarilla

vespulagermanicareina550x366.jpg

Sacha es una emprendedora empresa chilena que acaba de lanzar al mercado un producto desarrollado por ellos mismo y que promete controlar la plaga de la avispa chaqueta amarilla, amigable con el medioambiente y ultra eficaz. El método se basa en el uso de trampas de captura de Reinas Avispas, durante los meses de primavera (Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre).  La gracia está en que en esta estación sólo hay avispas reinas y si se cazan se impide la conformación de nidos y, por tanto, la masiva presencia en los meses de verano (1 reina en primavera = 2500 chaquetas en verano).

Las chaquetas amarillas son un verdadero problema en sectores rurales  -residentes de zonas urbanas periféricas, apícolas, frutícolas, sector turístico y esparcimiento- ya que verano están obligados a convivir con miles de chaquetas en sus platos  de comida y casas durante más de tres meses. La ecuación es simple: durante los meses de primavera sólo hay avispas reinas y con la captura de ellas se evita la conformación de nidos donde nacen 2000 obreras y 400 machos y 100 nuevas reinas (100 potenciales nidos a la temporada siguiente). Por lo tanto, con la captura de reinas, se impide crecimiento exponencial de la plaga.

La Plaga de la Avispa Chaqueta Amarilla (o Véspula Germánica) es un problema ambiental a nivel nacional, que se presenta desde la IV región hasta la Patagonia en el país y cuya expansión se ha masificado en las últimas décadas. Esta plaga puede traer importantes consecuencias sanitarias-ambientales y económicas, ya que además de afectar la calidad de vida de las personas, es una amenaza para el rubro apícola (avispa ataca colmenas) y agrícola (destruye frutos), principalmente.

Muchos de los métodos utilizados (como el uso de insecticida en nidos; o de control biológico (liberación de un insecto que combate a la Avispa Chaqueta amarilla); o la aplicación de cebo con veneno) tienen consecuencias en el ecosistema puesto que son métodos sumamente invasivos.

“A diferencia de lo que comúnmente se piensa sobre la plaga de la chaqueta amarilla -que se expresa masivamente durante los meses de verano- la forma más efectiva para controlarla es hacerlo preventivamente ahora cuando comienza la primavera. Esto fue lo que descubrió SACHA, empresa que desarrolló un producto amigable con el medioambiente que opera en base a la captura de avispas reinas y que debe aplicarse a partir de septiembre.

“Al no haber medidas óptimas de control, ya que otros métodos afectan el medioambiente y/o no son del todo efectivos, se investigó el ciclo de vida de la avispa y se descubrió que capturando reinas en primavera se evita la conformación de nidos. Por tanto se ataca el problema de origen de esta plaga y permite un eficaz control sin alterar en ninguna medida el ecosistema”, dice Ricardo Jiménez, Inventor de Sacha.

“Esta avispa está depredando a otras especies que son benéficas para la agricultura. Es una amenaza para la apicultura, porque siempre está rondando los panales y si cruza el umbral de hambre puede destruir un panal en media hora, afectando tremendamente la polinización”, dice Ricardo Jiménez.