Rechazo en todo el mundo a megarepresa en Amazonia

En varias ciudades la gente protestó en rechazo de este proyecto energético

berlinprotest3screen550x412.jpg

@survival

No solo en Brasil hay descontento ciudadano frente a la megarepresa de Belo Monte, que se construirá en la Amazonia. Ayer miles de personas en decenas de ciudades del mundo salieron a protestar contra el proyecto energético.

Gente salió a las calles en Berlín, Londres, Madrid, París, Australia, Canadá, México y EE UU, en donde acudieron a las embajadas de Brasil a entregar cartas dirigidas a la presidenta Dilma Rousseff, en las que se expresa el rechazo de la comunidad mundial a la construcción de esta represa en una de las zonas verdes más importantes de la biósfera y su preocupación por los pueblos indígenas que viven en el sector.

Estas manifestaciones internacionales se realizan debido a la indignación que ha provocado el comienzo de la construcción de la presa, a pesar de las numerosas violaciones medioambientales y de derechos humanos que el proyecto presenta. Grandes extensiones de tierra serán inundadas y de ellas depende la supervivencia de numerosos pueblos indígenas.

Los indígenas kayapós de la región han advertido de que, si se construye la presa, el Xingu podría convertirse en un río de sangre. La portavoz indígena Sheyla Juruna ha comentado recientemente que los indígenas “no están en contra del desarrollo, pero hay otras formas de generar energía. Consideramos el río como nuestro hogar, si el Gobierno insiste en Belo Monte, habrá guerra”.