Chile: Lo que pasó en la Cumbre de Sustentabilidad 2011

Un breve resumen de lo que se expuso ayer en Espacio Riesco.

dscn1365550x412.jpg

Ayer fue el esperado día de la primera Cumbre de Sustentabilidad hecha en Chile, cita en donde la industria, el gobierno y distintos actores del escenario local se juntaron a hablar de cómo afrentar el cambio climático desde el punto de vista empresarial y de las políticas públicas medioambientales que el país necesita implementar.

La cumbre se realizó en Espacio Riesco y fue organizada por la Revista Capital, quien no dejó ningún detalle al azar. El ingreso se hacía mediante un código QR, medida tomada para no imprimir invitaciones, algo que de entrada te da una idea del ambiente que se respiraba en el aire. Aunque los invitados eran mayormente empresarios, lo que les puede dar mala espina, no relacionarlo con sustentabilidad y sí con daño ambiental, por lo que pude apreciar las ganas de hacer un cambio en un sus procesos se notaba: como a los países a donde exportan, temas como la huella de carbono o de agua son de suma importancia, los empresarios están casi obligados a dar el upgrade verde. El mercado se está volcando hacia el cuidado de la biodiversidad, el modelo de negocio está cambiando y los productores nacionales no pueden quedarse fuera, no los puede dejar el tren.

Aunque en los próximos días les iremos contando con más profundidad los temas expuestos, haré un breve resumen sobre las presentaciones.

En rigor la primera en exponer fue la Ministra de Medio Ambiente María Ignacia Benítez, pero su charla se basó mayormente en enfatizar el compromiso del gobierno con el cuidado de la flora, fauna y recursos del país, algo que hemos escuchado muchas veces, pero que dista mucho de la realidad.

La charla de Claus Conzelman, Vicepresidente de Sustentabilidad Ambiental de Nestlé S.A, fue una de las poderosas y quizás la que más interesó a la audiencia, porque si hay algo que les gusta a los empresarios es saber casos de éxito y novedosas estrategias comerciales que dejan mucho dinero.

Conzelman fue claro y entregó datos duros de cómo su empresa pudo hacer de la sustentabilidad parte de su negocio, y lo dio con ejemplos: La exitosa campaña de Nescafé en Europa, donde concientizan a la gente a hervir la cantidad justa de agua y que desde que pusieron sus huellas de carbón y agua en las etiquetas,  la gente ha preferido más sus productos.

También explicó que el sector de alimentos depende más de la naturaleza que otras industrias así que el foco de Nestlé es poder minimizar al mínimo su impacto ambiental y mejorar las condiciones de sus procesos productivos: El primer paso es hacer lo más sustentable posible la industria del Cacao.

Otro buen ejemplo que dio fue el de la disputa con Greenpeace, quienes hicieron una campaña en contra de Nestlé para que dejara de usar aceite de palma procedente de la destrucción de bosques tropicales. La empresa acusó recibo de las críticas, dejó de usar esa materia prima y al año Greenpeace le daba las gracias por haber cambiado sus malas prácticas.

Una de las charlas más contundentes fue la de Bárbara Saavedra, Directora para Chile de Wildlife Conservation Society y Presidenta de la Sociedad de Ecología de Chile. El foco de su presentación fue la Biodiversidad y su importancia para el futuro del país: Ella fue una máquina de exponer ideas y temas de importancia, como el valor de la papa chilena, de lo poco y nada que sabemos del mar, su suelo y de la nula protección de este por parte del estado chileno y de la terribles consecuencias que el castor está teniendo en la fauna de Tierra del Fuego.

Para mí lo más importante de todo lo que dijo Bárbara fue el siguiente dato: La OCDE – Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico- llegó a la conclusión de que el foco de preocupación más importante del mundo en este minuto es el medio ambiente. La importancia de esto es que este aviso viene desde  el mundo de la economía dura y no desde la ecología y que eso va dar a pie a que el modelo de negocios global cambie hacia uno sustentable y verde.

Otra de las grandes exposiciones fue la de Richard Jackson, el hombre responsable de la sustentabilidad de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Él estuvo a cargo de la construcción de los recintos deportivos, como la villa olímpica y el estadio olímpico.

Habló del desafío que fue para la ciudad la construcción de las dependencias para los Juegos.  Lo primero fue la elección del lugar: un sector industrial de la ciudad, bastante contaminado, en donde un río – sucio – cruzaba todo el terreno.  Eligieron ese lugar ya que presentaba un desafío y gracias a los juegos la ciudad quedaría con nuevas áreas verdes, en una zona donde antes todo era negro.

El equipo liderado por Jackson pensó en todo: La ciudad deportiva es desmontable y después de los juegos se construirán con esos materiales viviendas sociales, crearon campañas comunicacionales enfocadas en los niños, de los 20 edificios demolidos se utilizó todo lo que se pudo, hicieron participe a la comunidad de las olimpiadas, hicieron subterráneos los cables de alta tensión a 7 millas a la redonda, El estadio olímpico es ligero y se usó muy poco concreto en su construcción, todas las cañerías de gas de la villa olímpica son recicladas y se redujo al máximo el uso del agua.

En resumen les podemos decir que la Cumbre fue todo un éxito, la recepción de la audiencia fue muy buena y esperamos que esta se repita y crezca cada día más, que la gente participe de manera más activa y que los cambios planteados se hagan realidad lo más pronto posible.