El primer transplante de caparazón a una tortuga marina

article00d4289c800000578345634x422550x366.jpg

http://www.dailymail.co.uk

Una tortuga llamada Humpty Dumpty es la protagonista de esta increíble historia.  Hace poco más de un año, un grupo de bañistas encontró a esta tortuga nadando con su caparazón completamente destruida debido a los golpes que sufrió por culpa de la hélice de un barco. Quienes la rescataron la llevaron al Centro Palm Beach Loggerhead Marine Life, en donde distintos doctores estuvieron más de 13 meses reconstruyendo su caparazón.

Humpty estaba tan malherida, la zona rota era del porte de un antebrazo humano y  hasta un grupo de cangrejos estaba viviendo dentro de su cavidad. Uno de los encargados de recomponer la caparazón de 171 kilos fue el ortodoncista Alberto Vargas, quién dijo que la tortuga fue  el paciente más extraño que le habían tocado tratar, “Hemos cambiado la forma de su caparazón, lo que fue igual a cambiar la forma de la mandíbula de un paciente.”

La evaluación de los veterinarios que recibieron la tortuga fue que tenía un pulmón colapsado, parte de médula espinal expuesta y varias otras infecciones. El nuevo caparazón la proporcionó de forma gratuita el prestigioso San Antonio Kinetic Concepts, empresa dedicada a la creación de prótesis humanas y nuevas tecnologías médicas.

Estas fueron insertadas en el animal usando un  proceso muy parecido al de los frenillos en los dientes: fueron engrapando las prótesis al caparazón original y luego tenzaron todo el trabajo, para que así quedara completamente cerrado y sellado uniformemente. Los doctores  dicen que Humpty ha realizado satisfactoriamente su recuperación  y que es cosa de días para que vuelva a nadar en el mar. Vía Daily Mail

article20213950d43baa30000057864634x469550x406.jpg
article20213950d43bacb00000578414634x466550x404.jpg