Continúa la saga del Pingüino Emperador en Nueva Zealanda

ping550x320.jpg

Hace algunos días les contaba sobre este pingüino que llegó a la costa de la isla Norte de Nueva Zelanda. El pingüino (cuyo sexo aún no se conoce), se encuentra ahora en recuperación en el zoológico de Wellington y las autoridades están estudiando cómo ayudarlo a regresar a su hábitat.

Luego de algunos días en la playa el pingüino se enfermó ya que ingirió arena. Los pingüinos suelen comer nieve para hidratarse. Fue transportado al zoológico donde los cirujanos extrajeron arena, fluidos y algunos palos de su estomago.


Ahora se está recuperando en una sala improvisada con bajas temperaturas y hielo molido.

Los expertos aun debaten sobre el destino del pájaro de 27 kilos.
Llevarlo a la Antártica parece inviable ya que no hay vuelos ni barcos zarpando por algunos meses y el viaje podría ser demasiado estresante para el pingüino. También se teme que haya contraído alguna enfermedad en Nueva Zelanda que pueda transmitir en la Antártida.

La opción con mejores posibilidades por el momento parece ser liberarlo en el mar al sur de Nueva Zelanda y ocupar un dispositivo de rastreo para seguir su progreso.

Aún se debe esperar para ver cómo sigue el proceso de recuperación. Por ahora la comunidad kiwi le envía mensajes de apoyo vía Twitter.