La guerra demográfica que no permite a Israel reducir su impacto ambiental

De paso, tienen enormes emisiones de CO2.

israel550x320.jpg

Rohovot, cerca de Jerusalém (cc) YoavShapira

Grupos ambientalistas israelíes han estado los últimos años buscando una solución a los enormes índices de emisión de CO2 del país, que a diferencia de muchas otras naciones, tienen previsto un incremento de un 30% para los próximos 20 años. La Universidad Ben Gurión del Néguev, al sur de Israel, entregará hoy un informe al parlamento donde aseguran que el principal problema ecológico del país es la sobrepoblación.

Desde la ocupación judía hace más de 50 años, el Estado israelí ha estado promoviendo el aumento de la población del país, de forma de ganarle a los árabes la llamada “guerra demográfica”, ser muchos más. En estos 50 años, la población de Israel ha subido de 1 a más de 7 millones de personas, que viven en un terreno de poco más de 20mil kilómetros cuadrados.

Además de promover la natalidad, todo aquel que tenga sólo un abuelo judío puede obtener la nacionalidad israelí e irse a vivir al país. Si se toma en cuenta sólo la porción habitable del territorio, es decir las planicies no desérticas, Israel se transforma por lejos en el país occidental más densamente poblado, con 330 personas por kilómetros cuadrado.

Si se espera que el CO2 lanzado a la atmósfera aumente un 30%, es porque esperan que la población del país aumente a un ritmo similar de aquí a 2030. Las recomendaciones finales del informe que presentará la universidad, son que se limiten las inmigraciones al país y se deje de promover las políticas pro natalidad. Aseguran que si bien en el pasado esas políticas fueron necesarias, actualmente no tienen sentido, ya que por un lado los judíos no son perseguidos, y por otro hace imposible reducir las emisiones de CO2.

Link a la universidad: http://in.bgu.ac.il/en/Pages/default.aspx