Columna de opinión de Kumi Naidoo, director Greenpeace Internacional

La cabeza de Greenpeace saca la voz luego de su detención la semana pasada.

kumi412x550.jpg

(cc) hds

La semana pasada les contamos de la hazaña que había realizado Kumi Naidoo para protestar por la falta de políticas de seguridad en una petrolera del Mar Ártico. Debido a la acción fue detenido. Greenpeace Chile nos ha hecho llegar esta carta que está siendo publicada en distintos países del mundo. Pasamos a reproducirla a continuación.

Derrames de petróleo: Jugar con fuego en el Ártico

Por Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional, actualmente detenido en Nuuk, Groenlandia.

Como Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional he decido involucrarme de manera directa en nuestra campaña para evitar las perforaciones petroleras de aguas profundas en el Mar Ártico. He decidido abordar pacíficamente la plataforma petrolera Leiv Eirksson de la empresa Cairn porque la evidencia indica claramente que estamos ante una doble catástrofe: la primera una empresa que se niega a cumplir con las leyes no dando a conocer su Plan de Respuesta en caso de accidentes en uno de los sitios más riesgosos del mundo para esta actividad, mucho más que el Golfo de México de donde venimos con una de las peores tragedias en la historia de esta industria. Se trataba en ese caso de una empresa que sostenía operar responsablemente y mostró una gran ineptitud a la hora de controlar rápidamente el accidente evitando el desastre mayor que luego provocó. En segundo lugar y peor aun porque el calentamiento global esta afectando drásticamente la abundancia de hielo en esta época del año quebrando récords de un mínimo de hielo en los último años de manera constante. Tal vez ambas catástrofes no sean tan dramáticas como el hecho que demuestra la locura de que existan quienes ven esto como algo positivo.

Estoy ahora en una celda en Groenlandia esperando ser deportado por escalar la plataforma para entregar a su capital 50.000 firmas que en tan solo días ciudadanos de todo el mundo enviaron por correo electrónico a la firma Cairn exigiendo que haga público su Plan en Respuesta en caso de derrames.

Llegué a esta situación luego de enviar cartas al CEO de Cairn, de que también lo hagan otras instituciones, de presentarnos personalmente en sus oficinas y de que 50.000 personas les hayan enviado mails.

Dada la seriedad de la situación en el Ártico y el hecho de que ya comenzaron las perforaciones antes de dar a conocer el Plan de Emergencia, es tanto razonable como necesario que venga yo en persona a pedirles que publiquen su Plan de Emergencia en caso de derrames y mientras tanto detengan la perforación.

Al igual que BP en el Golfo Cairn dice operar con los estándares más altos de la industria que son tan altos como los que aplican en Noruega. Sin embargo, la verdad es que el gobierno noruego estipula que para este tipo de operaciones las compañías deben poner a consideración de la sociedad civil sus planes de respuesta en caso de derrames en audiencias públicas antes (y no durante ni después) del comienzo de las operaciones.

Lo mismo exige el Consejo Ártico en sus Criterios para Operaciones de Alta Profundidad (pág. 45).

Hay una buena razón. Tomarse en serio la seguridad significa abrirse a los aportes, críticas y comentarios del público, permitiendo especialmente a que aquellos con más riesgo de sufrir los impactos de un accidente puedan opinar sobre el esquema de seguridad que busca protegerlos.

Creemos que la razón por la que estos planes permanecen secretos es porque no son serios. Cairn debe ser consciente de que sus actividades ponen en riesgo a la comunidad, su economía y la vida silvestre pero siguen sin importarles la seguridad. SI este no fuera el caso entonces tiene sentido hacer público el Plan de Respuesta para que la sociedad, los inversores y todos a quienes más perjudicaría un derrame tengan las mayores garantías.

There is sadly also a broader point. Climate change is already having a serious impact on our world and this impact is likely to increase if we follow the path set out by companies like Cairn. 2010 was the joint warmest year on record. 2011 has already seen evidence of growing disruption to our global climate, and Arctic sea ice cover is showing record low levels for this time of year. Climate change is not an abstract debate played out in scientific journals. It is a real world tragedy which is impacting millions across the globe. The breakup and melting of this beautiful region may seem like an opportunity to billion dollar oil companies and there millionaire bosses, but to the poor of the world the additional warming the burning of this oil causes will spell further tragedy.

Hay lamentablemente un problema mayor. Por empresas como Cairn el cambio climático esta teniendo un impacto muy serio en nuestro planeta. 2010 fue el año más caluroso del que se tenga registro. En 2011 se ha evidenciado un mayor desequilibrio climático a nivel global y el hielo ártico no para de retroceder. El cambio climático no es un debate abstracto en publicaciones científicas. Es una tragedia glotal que impacta sobre millones de personas en todo el mundo. La desintegración de este hermoso y crítico ecosistema puede ser visto como una oportunidad de grandes ganancias por las compañías de petróleo y sus dueños pero para los pobres y vulnerables del mundo el calentamiento adicional de la quema de este petróleo agravará más las inundaciones, sequías y huracanes entro otros eventos climáticos extremos que los seguirán afectando.

Hay otro camino. El de las soluciones reales para generar la energía del futuro. El de las inversiones para reducir significativamente la demanda de petróleo mediante el apoyo a una nueva generación de vehículos junto con más renovables y eficiencia energética. Si a uno le importare de verdad el futuro de la humanidad bajo ninguna circunstancia se pueden aceptar las perforaciones en lecho marino del Mar Ártico. Si a uno le importara este lugar tan frágil del planeta y los impactos que un derrame podrían tener aquí, entonces la manera en que la empresa intenta llevar a cabo la operación es un componente crítico y debe ser hecho público de inmediato. Greenpeace está sumamente alarmado por estas dos razones y vamos a seguir actuando en consecuencia hasta que el Plan de Respuesta se revelo o las perforaciones se detengan.