HidroAysén y el aprovechamiento político

Todos cargan con alguna culpa.

ha550x337.jpg

(cc) International Rivers

A varias personas no les importó lo que ayer dijo el ex Ministro del Interior Belisario Velasco en referencia a HidroAysén, pero a mí sí. Las cosas como son: Es el gobierno de Sebastián Piñera el que tiene ahora la pelota y por ende les corresponde a ellos hacerse cargo de la situación. Pero lo que a mí me molesta es el aprovechamiento político que ha habido en torno a HidroAysén. Y lo peor es que lo más probable es que si hubiese sido al revés (o sea si la Concertación hubiera aprobado el proyecto), la derecha tendría hoy el mismo papel que tiene la izquierda.

Ricardo Lagos dijo que sí y luego se desdijo cuando se dio cuenta de que su popularidad dependía de ello. Michelle Bachelet no se ha querido referir al tema, pero sus ministros han hablado. En primera instancia, su símil de ministra de Medio Amabiente, Ana Lya Uriarte, dijo que el gabinete jamás iba a aprobar HidroAysén, pero dos ministros del Interior apoyaban su construcción: Edmundo Pérez Yoma y Belisario Velasco, quien ayer habló con el Mercurio al que le dijo que todos los ministros estaban de acuerdo con las represas y que si no las hicieron fue porque no alcanzaron. Entonces, lo que da rabia es que no se hagan cargo de que también fueron responsables y que más encima ahora se pongan la camiseta de la Patagonia.

En cambio, hay quienes desde un principio dijeron que no. Como Marco Enríquez, cuando les mostramos su video de campaña diciendo que no la aprobaría, o el senado RN Antonio Horvath quien desde un comienzo se ha opuesto. No como la tropa de aparecidos concertacionistas como Guido Girardi y compañía que lo único que buscan realmente es capitalizar este momento como bancada pero que realmente le importa poco y nada lo que pase en Ayśen.

Basta de políticos de mentira, necesitamos gente que nos represente, que defienda lo que pensamos y que vele por nuestros intereses y por los de nuestro territorio. No unos que vendan nuestros recursos naturales al mejor postor ni otros que hagan olas solamente para volver al poder.