VIERNES DE PELÍCULA: Samsara

samsara14386x550.jpg

¿Qué pasa cuando uno se absorbe de la realidad por más de tres años dedicados exclusivamente a la meditación en una cueva perdida en una de las ciudades más extremas de la India y después vuelve a la realidad? Eso es lo que busca mostrar nuestra película de hoy: Samsara.

La película fue filmada en su totalidad en la ciudad de Ladakh, donde muchos estudios cinematográficos trataron de entrar y que no fueron autorizados por las autoridades hindúes. Por lo mismo, la realización del largometraje fue todo un desafío para su director, Pan Nalin, quien no estaba dispuesto a cambiar la locación donde se desarrollaba la trama. Para eso contó con un grupo de personas que venían de 15 países distintos e insistió en que para que el rodaje saliera de acuerdo a lo esperado, era necesario llevar una vida similar a la de los protagonistas, por lo que todos realizaban prácticas de meditación y sesiones de yoga, entre otras cosas.

Finalmente, para poder sacar adelante este proyecto, se necesitó de la co-producción de Francia, India, Italia y Alemania.