Emisiones de CO2 en la atmósfera marcaron récords en 2010

La Agencia Internacional de Energía dice que detener los efectos del calentamiento climático es una simple utopía.

co2550x348.jpg

(cc) guilherme cecílio

A niveles récords llegaron el año pasado las emisiones de gases de efecto invernadero, situándose en los más altos de la historia, y dando de baja las esperanzas por detener el calentamiento climático, según afirma un informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE) al que tuvo acceso del periódico The Guardian.

En el informe, Fatih Birol, economista de la AIE, afirma que es imposible lograr que la temperatura global suba menos de dos grados, límite que los científicos han puesto como lo máximo antes de que se haga peligroso para toda la humanidad. Según advierten, en 2010 se emitieron a la atmósfera unas 30.6 gigatoneladas, 1.6 más que en 2009.

Claramente esto indica que aunque muchos países hacen esfuerzos para fomentar la utilización de, por ejemplo, sistemas de energía más ecológicos, estas medidas no han dado los resultados esperados, y los acuerdos internacionales no han funcionado. En el informe de la AIE dicen que detener los efectos desastrosos del calentamiento climático es una simple utopía.

Así como vamos, de aquí a 2100 la temperatura global aumentará 4 grados, lo que interrumpuría la vida y los medios de vida de millones de personas en todo el planeta, provocando migraciones masivas y conflictos internacionales.

Birol asegura que la única forma de detener estos efectos, es que los gobiernos tomen medidas valientes y urgentes, y muy pronto, para tomar la última oportunidad de tener éxito.

Link: Worst ever carbon emissions leave climate on the brink (guardian.co.uk)