HidroAysén: Carabineros dispondrá de tiradores para este 21 de mayo

El gobierno no está dispuesto a protagonizar ningún impasse por culpa de HidroAysén.

franco550x412.jpg

(cc) Inmigrante a media jornada

Por años la fecha del 21 de mayo ha sido problemática para el presidente de turno. Rendir cuentas al país por cadena nacional es algo que claramente se presta para ponerse nervioso. Sobre todo si siempre -paralelamente- se llevan a cabo cientos de propuestas de distintos gremios y sectores políticos y sociales. Pero este año tiene un nuevo integrante que pretende manifestarse como nunca lo ha hecho: Los ambientalistas. Pero vale la pena hacer la salvedad de que este grupo no sólo está compuesto por medioambientalistas doctos, sino que el descontento que ha generado la aprobación de HidroaAysén ha hecho que el ciudadano común y corriente salga a protestar a la calle por sentirse pasado a llevar al no tener ni el más mínimo grado de injerencia en una decisión que afecta a todo el país.

La efervescencia que ha generado la aprobación de HidroAysén hizo que sin importar los sectores sociales, colores políticos o preferencias sexuales la gente saliera a la calle a protestar por lo que creen es un atentado irreversible contra la naturaleza y el ecosistema de nuestro país. Y para manifestar su descontento han realizado ya varias protestas, pero están convocando hace un tiempo ya para dos marchas en particular para este 20 y 21 de mayo en todas las regiones de Chile.

Debido a la fuerza excesiva mostrada por carabineros el primer día de manifestaciones, luego de un par de días el gobierno decidió eliminar de los recursos policiacos sus tan queridas bombas lacrimógenas, lo que fue visto con buenos ojos por parte de todos los opositores del proyecto. Pero luego de que parlamentarios llamaran a las autoridades a tener mano dura con los protestantes y que luego Carabineros señale que dispondrá de personal de Infantería, personal de Tránsito, Fuerzas Especiales, Personal Montados, Patrullaje de motos, tiradores escogidos y observadores en altura, se nota que el gobierno pretende seguir con su línea de represión para no pasar vergüenzas de cara a la rendición de cuentas del Presidente Piñera.

Matías Asún, director de Greenpeace Chile, salió rápidamente a exigir al gobierno que se retracte sobre estas extremistas medidas y exigió al ministerio del Interior que “que emita una rectificación inmediata y anule las graves medidas de seguridad anunciadas esta tarde para reprimir el próximo 21 de mayo a manifestantes opositores y que incluyen, entre otros elementos de represión, a francotiradores (…) Es absolutamente inaceptable que se amenace de esta forma a las personas que legítimamente han utilizado los canales que la democracia permite”.