HidroAysén: La desfachatez del gobierno al usar la pobreza como argumento

Dicen que gracias a las represas disminuirán las personas de escasos recursos.

pobreza550x412.jpg

(cc) Deadly Sirius

Personalmente estoy aburrido y me da mucha rabia que el gobierno -tanto sus voceros y ministros como el mismo presidente de Chile, Sebastián Piñera- ocupen la excusa de la pobreza para respaldar el proyecto de HidroAysén. Ayer, luego de que el ex presidente Lagos saliera diciendo públicamente que el proyecto hidroeléctrico era “necesario”, la vocera del gobierno, Ena von Baer salió dijo que “tal como lo han dicho los ex presidentes Lagos y Eduardo Frei, necesitamos la energía en Chile para poder duplicar nuestra capacidad energética, para poder crecer y sacar a las personas que actualmente se encuentran en la pobreza”.

Lo que está diciendo la ministra vocera de gobierno -por ende también lo está diciendo Sebastián Piñera- es que con HidroAysén no va a haber más pobreza. ¿No encuentran un poco exagerado el vaticinio del gobierno?, ¿Cómo, gracias a cinco represas que liquidarán eventualmente con el pasar de los años una de las fuentes más grandes de agua dulce del mundo, podrán reducir la pobreza de un país donde un pequeñísimo porcentaje de personas concentran la gran mayoría de la riqueza?

Tal vez la ministra debiese decir en vez que “necesitamos la energía para poder seguir explotando los recursos naturales y mineros que se encuentran en el norte y sur de nuestro país hasta agotarlos para que así ese pequeño porcentaje más rico del país se haga aún más rico y para que el 80% de la electricidad -algo tan vital para el crecimiento de este país- quede en manos de dos actores: Colbún y Endesa (del cual este último además ni siquiera es chileno, sino español)”.

Se me viene a mi cabeza el capítulo de Los Simpsons en el que el señor Burns decide bloquear el sol para que todo Springfield deba usar la electricidad que él genera. A la larga, si es que Colbún y Endesa, efectivamente decidieran cortarnos la luz, también podrían hacerlo si quisieran (violando claramente los pre acuerdos que deben haber entre ellos y el gobierno. A lo que voy es que técnicamente, podrían hacerlo si quisieran) y ahí el país sí que quedaría a oscuras como tanto amenazaron en la campaña de HidroAysén.

Acordémonos hoy de estas palabras que tan enfáticamente defiende el gobierno y fijémonos si en 20 o 30 años más, cuando HidroAysén probablemente ya ni siquiera esté funcionando y nuestra Patagonia haya quedado completamente dañada y la cicatriz de esa herida tenga casi dos mil kilómetros de largo si efectivamente se han reducido los índices de pobreza en el país. Porque de lo contrario, este gobierno nos habrá condenado a todos los que aún permanezcamos en esta tierra, a vivir en un país que alguna vez fue rico (en recursos naturales) y que ahora está sumido en la más absoluta pobreza (de recursos naturales).