Chile:CELCO admite haber pagado a periodista de La Tierra en que Vivimos

celco550x358.jpg

(cc) Francisco Javier Argel

Hace años ya que la opinión pública valdiviana está de acuerdo en que fue la empresa CELCO la que destruyó el Santuario de la Naturaleza Carlos Andwanter, donde alojaba un rico ecosistema, cuyo representante más conocido fueron los cisnes de cuello negro. El humedal no había tenido ningún problema durante siglos, pero coincidió que con la llegada de la empresa a la zona de San José de la Mariquina, a las orillas del Río Cruces, los cisnes aparecieron enfermos, muertos en los patios de las casas, y terminaron desapareciendo completamente del sector.

Años después,  volvieron a colonizar el sector, pero nunca volvieron a ser tantos. Diversos estudios aseguraron que el luchecillo, principal alimento de los cisnes, desapareció del río como consecuencia de las aguas contaminadas que CELCO depositaba en el río. Los desechos, además, contenían dioxinas y estaban a una temperatura que cambió el hábitat de esta planta (http://es.wikipedia.org/wiki/Elodea_canadensis).

Pero la semana pasada, Televisión Nacional (TVN) emitió un capítulo de La Tierra En Que Vivimos en donde Sergio Nuño aseguraba a los espectadores que la empresa no tenía responsabilidad alguna en la destrucción del santuario. Organizaciones ciudadanas de la ciudad criticaron la información que dio el periodista frente al Consejo Nacional de Televisión (CNTV), ya que la empresa está en medio de una demanda hecha por el Consejo de Defensa del Estado (CDE), y el programa la presentó como inocente frente a todo el país.

El CNTV acogió a tramitación la denuncia ya que la versión del periodista en el programa, fue la misma que la empresa ha estado defendiendo: que, por las condiciones geotectónicas del sector, las aguas del río han bajado de profundidad, y el luchecillo necesita vivir a unos 80 centímetros de la superficie, que actualmente se encuentra a sólo 60. Lo que personalmente me parece improbable, es que el terreno se haya levantado 20 centímetros justo cuando la empresa llegó al sector.

Lo más grave, es que Iván Chamorro, el gerente de asuntos públicos de Celulosa Arauco, reconoció en una entrevista dada a Radio Bíobio de Valdivia, que contrataron los servicios del periodista Sergio Nuño, que le habían entregado dinero a cambio de servicios de edición cuando notaron, coincidentemente, que el periodista había llegado a las mismas conclusiones que llegó la empresa en torno a la problemática del santuario. Impresionante coincidencia, ¿no?