Opinión: La propaganda de Hidroaysén y la sequía que se viene en Chile

¿Qué opinas de la campaña que ha realizado Hidroaysén?

hidroay550x360.jpg

(cc) linkogecko

Los argumentos que Hidroaysén ha desarrollado a través de su campaña publicitaria en los medios de comunicación chilenos son varios. Que es energía limpia, que sin una buena fuente energética Chile se quedará a medias, que no emite CO2 y por lo tanto no fomenta el cambio climático, etcétera.

En uno de los spots que transmitieron los canales de televisión durante la arremetida mediática del proyecto, se afirmaba que si bien la eólica y la solar eran energías limpias, no eran constantes. Entonces aparecía una mujer a la que el viento le desordenaba el pelo, que de pronto caía hacia sus hombros porque el viento dejaba de soplar, y la iluminación se apagaba, quedando la mujer semi a oscuras. Con esto buscaban representar que el viento “no sopla siempre”, y el el sol “no alumbra siempre” o algo por el estilo. (El video pueden verlo en la página de Hidroaysén: http://bit.ly/ifMfLJ, es el segundo video).

Hoy por hoy, en Chile están apareciendo los problemas de la falta de agua. Hace unas horas, el presidente Sebastián Piñera se lamentaba porque los gobiernos de la concertación no supieron ponerse los pantalones en el tema energético y no construyeron las represas que se necesitaban en algunas regiones ricas en recursos hídricos, como la de Valparaíso.

Se está haciendo evidente que si la situación sigue así, nuevamente será una realidad el racionamiento energético en Chile. Fue en el año ’98 que llegaban a las casas volantes informativos con los horarios del racionamiento y las medidas que había que tomar para enfrentarlo, como comprar velas y tener una radio a pilas.

La situación que no puede seguir así, aseguran las autoridades, es la falta de lluvias en el territorio. La ecuación básica es que sin aguas lluvia no hay aguas en los ríos y no hay agua en las represas y no hay agua para generar electricidad. Entonces el agua no corre siempre, como asegura Hidroaysén, y me gustaría recordar que de las 8760 horas de un año, en el desierto de Atacama hay -por lo menos- 3000 horas de sol. Entonces, ¿qué es más seguro y constante?