Otra vez se inunda Australia

aus550x328.jpg

(cc) PattyPS

Cuando todavía no se recuperaban del desastre que provocaron las inundaciones la semana pasada, los australianos se ven nuevamente afectados por ríos desbocados y lluvias torrenciales. Un 25% de las localidades del estado de Victoria se encuentran afectadas por torrentes que bajan de las montañas con las aguas de las últimas precipitaciones, para lo que ya se han dispuesto al menos 22 centros de socorro. Unas 3500 personas han sido evacuadas, muchas de ellas desde el pueblo de Kerang, a unos 300 kilómetros al norte de Melbourne, donde los diques, que están siendo azotados por el agua, provocaron un llamado de evacuación masiva de parte de las autoridades.

Otra localidad, Horsham, quedó dividida en dos por un torrente que la anegó completamente. Las centrales eléctricas de la zona están siendo protegidas, pero no se sabe qué pasará pues nunca se había visto tanta agua en esta región.

Por su parte Queensland, la región que fue afectada la semana pasada por los temporales, está en estado de alerta. En Rockhampton, el alcalde había anunciado el restablecimiento de la normalidad de la ciudad y el comienzo de la reconstrucción, pero sus 70.000 habitante vieron cómo se anegaron completamente las calles.

El monto de los daños provocado por las inundaciones ascienden actualmente a 20.000 millones de dólares, cuatro veces más de lo que se calculaba la semana pasada.

Además de los daños estructurales de las ciudades y caminos australianos, la economía se verá afectada por la baja en el turismo y por el descenso del índice de confianza del consumidor australiano, que cayó en un 5,7%.