Hazlo tú mismo: Jabón casero del más natural

jabc3b3n1.jpg

(cc) savor_soaps

Buscando otras cosas por la web, de pronto me encontré con esta receta para hacer jabón publicada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Fundación Hesperian. La receta es bien larga y el proceso es más o menos complicado, pero supongo que vale la pena intentarlo. Se puede sacar un montón de jabón natural gastando un mínimo de dinero y, si se es ingenioso, puede tener los aromas, las texturas y las formas que se quieran.

Ingredientes básicos


Para hacer 4 kilos de jabón se necesitan:
• Aceite o grasa — 3 litros (13 tazas) de aceite o 2.75 kilos (6 libras) de grasa. Los diferentes aceites o grasas darán diferentes resultados. La mejor manera de saber qué grasa o aceite usar es experimentar con lo que se tenga a mano.
• Lejía — 370 gramos (13 onzas). La lejía también se llama sosa, soda cáustica o hidróxido sódico.
• Agua — 1.2 litros (5 tazas). Debe ser agua “suave”, como agua de lluvia o agua de manantial. Para “suavizar” el agua dura (agua de pozo o de río), agregue ¼ cucharadita de lejía por cada litro de agua. Revuelva y deje reposar por unos cuantos días. Los sólidos se asentarán al fondo. Separe el agua suavizada para su uso.

Para usar grasa sucia o rancia
El aceite y la grasa fresca son costosos. Se puede usar aceite sucio o grasa rancia para hacer jabón, pero antes se debe limpiar. Para limpiarlo, derrita el aceite o grasa en una cantidad igual de agua. Caliente esta mezcla hasta que hierva. Deje enfriar y saque el aceite o grasa que flota encima del agua. Si todavía huele mal, repita el proceso con agua nueva. Si el aceite o grasa está sucia, derrítala y ciérnala a través de una tela delgada hasta que salga limpia.

Perfume
El perfume o los aceites esenciales le dan al jabón un olor agradable. Para 4 kilos de jabón, use 1 de estos ingredientes: 4 cucharaditas de aceite de sasafrás, 2 cucharaditas de aceite de toronjil o lavanda, o 1 cucharadita de aceite de clavo de olor o de limón. Para que el jabón promueva la piel saludable, añada 1 ó 2 cucharaditas de aceite de coco, jojoba, almendra o rosa mosqueta.

Equipo
• 2 ollas, recipientes o baldes grandes hechos de acero inoxidable, cerámica cocida o hierro forjado. No use recipientes de aluminio porque la lejía los dañará.
• Un recipiente limpio y de un tamaño que pueda contener toda la grasa.
• Cucharas de madera o palos para revolver la mezcla.
• Tazas para medir.
• Una báscula que sea exacta (la lejía se mide por peso).
• Moldes: los mejores moldes son cajitas de madera cerradas abajo y a los lados, y abiertas por arriba, que se puedan deshacer suavemente con las manos. Los moldes también pueden hacerse de calabacitas secas o cáscaras de coco.
• Use tela o papel de cera para forrar los moldes. Así será fácil sacar el jabón.

ADVERTENCIA: La lejía puede quemar la piel y los ojos. Para evitar peligros, la lejía debe combinarse con la grasa y quedar reposando por varias semanas. Mientras haga jabón, use lentes protectores, guantes largos, ropa que cubra sus brazos y piernas, y zapatos cerrados. Si se quema con lejía, lave la piel con agua fría inmediatamente y luego ponga jugo de limón o vinagre para enfriar y desinfectar la quemadura.

Receta

1. Añada la lejía al agua — nunca al revés. La mezcla se calentará. Déjela enfriar a la temperatura de su cuerpo. No meta los dedos en la mezcla porque se quemarán. Para probar la temperatura, toque la parte exterior del recipiente.
2. Si hay grasa sólida, derrítala antes de usarla.
3. Vierta el agua con lejía lentamente a la mezcla de aceite o grasa, revolviéndola constantemente en una dirección. Luego añada el perfume o el aceite esencial. Siga revolviendo la mezcla por lo menos media hora después de añadir toda el agua con lejía. La mezcla debe ponerse espesa. Cuando la cuchara deje surcos en la superficie de la solución espesa, quiere decir que está lista para vaciarse en los moldes.
4. Vacíe la mezcla en los moldes forrados y déjelos reposar por 2 días sin mover. Si no se endurece en este tiempo, o si tiene grasa encima, déjelos reposar más tiempo.
5. Cuando el jabón esté duro, retírelo de los moldes y córtelo en barras con un cuchillo o un alambre.
6. Amontone las barras en bandejas y déjelas reposar de 4 a 6 semanas. No use el jabón muy pronto — ¡todavía quema!
7. Cuando el jabón esté listo, puede rasparlo de la barra en rulos delgados. Toque el jabón con la punta de la lengua para verificar su calidad. Si es un poco picante, está bien. Cubra el jabón para que no pierda humedad.

¿Problemas?

Si el jabón es muy picante y quema, tiene demasiada lejía. Si no pica, tiene muy poca lejía. Si el jabón que hizo no salió bien, quizás sea porque:
• La grasa o aceite estaba rancio o sucio, y faltó limpiarlo bien.
• La lejía estaba muy caliente o muy fría cuando se agregó a la grasa o aceite.
• La mezcla se revolvió muy rápidamente, o faltó revolverla por más tiempo. Si el jabón no salió bien, intente otra vez:
• Corte el jabón en pedacitos. Póngalo en un recipiente con 12 tazas de agua (2.8 litros). Use guantes para tocar el jabón
• Caliéntelo lentamente hasta que hierva. Déjelo hervir por 10 minutos, revolviendo a ratos.
• Si el jabón tenía poca lejía (no picaba nada), añada un poco más lejía. Si el jabón tenía mucha lejía (muy picante), añada más grasa que ya se haya hervido, cernido y enfriado. Revuelva esta mezcla hasta que se espese y la cuchara deje surcos sobre la mezcla.
• Vacíe la mezcla en moldes y déjela reposar por 48 horas. Corte el jabón nuevo en barras, amontone las barras en bandejas y déjelas reposar de 4 a 6 semanas