Santiago: Nuevo mall en Ñuñoa afectará al sector de Plaza Egaña

mall550x364.jpg

(cc) Habub3

A principios de la década del 2000, los malls comenzaron a expandirse en Chile. En Santiago, a los históricos Parque Arauco,Plaza Vespucio y Alto las Condes, se sumaron el Plaza Norte en Huechuraba, el Plaza sur en San Bernardo. En el resto del país el asunto fue similar y así aparecieron recintos como el Portal Temuco en la capital de la Araucanía yel Mall Plaza Calama en la Región  de Antofagasta. En Valdivia, el Mall Plaza Los Ríos demoró varios años en construirse, sucumbiendo las obras en reiteradas oportunidades producto del terreno pantanoso. Diferentes en estructura y número de locales, el formato es siempre el mismo: comida rápida, grandes tiendas y pasillos atiborrados de consumidores.

Algunos terminales de buses, como el histórico terminal Alameda de Tur-Bus o el Terminal San Borja, detrás de la Estación Central, también convirtieron sus pasillos en malls, sumándose a éstos, centros comerciales mucho más recientes como el Mall Plaza Alameda, frente a la Universidad de Santiago, y el Portal Ñuñoa, en la intersección de las avenidas Macul y Grecia.

Durante la construcción del Portal Ñuñoa, la junta de vecinos del sector, llamada “Universidad”, se reunió con el alcalde Pedro Sabat para comunicarle su rechazo al proyecto, pero le decisión estaba tomada y se ajustaba a las normas del plan regulador.

El nuevo conflicto que se avecina es el mall que la cadena Plaza pretende instalar en Plaza Egaña. La plaza misma está en la comuna de Ñuñoa, pero el mall, cruzando Avenida Ossa, se ubicará en la comuna de La Reina. La Comisión Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) dio el visto bueno al Estudio de Impacto Ambiental, pero el proyecto aun no entra a la dirección de obras de la municipalidad.

No estará de más comentar que la construcción de centros comerciales de estas características, así como de grandes supermercados, afectan directamente el comercio menor que los rodea. La construcción del mall afectará irreparablemente el sector histórico de Plaza Egaña si no se desarrolla un plan desde la municipalidad para mantener la vida de barrio y las costumbres de los vecinos.