Indundaciones en Australia podrían afectar su fauna marina para siempre

La compleja situación de Australia no mejora a medida que pasan los días. Ahora, la Gran Barrera de Arrecifes se ve amenazada por los desechos que traen los ríos desbordados.

inundacic3b3naustralia550x412.jpg

(cc) ELEOTH

Según los grupos ecologistas, las inundaciones que afectan al gigante de Oceanía son la consecuencia de la tala indiscriminada de bosques y el pastoreo excesivo. El gran problema es que las aguas de los desbordados ríos Fitzroy y Burnett, en el estado de Queensland, arrastrando toda clase de químicos y basura, caen sobre el Mar del Coral, específicamente sobre la famosa Gran Barrera, patrimonio de la humanidad, inundando todo con un barro que, si no mata a los corales, por lo menos los estresará, afirman los científicos. La WWF asegura que estas inundaciones tendrán un impacto irreparable sobre la fauna marina, ya que son más grandes, más sucias y más peligrosas.

En Brisbane, la gente pone sacos de arena para proteger sus casas del temporal que ya ha cobrado la vida de once personas. El gobierno hace llamados a no utilizar las carreteras, vaciándose las playas de turistas que en estas fechas suelen llenarlas. Lo peor sucede en el interior del estado, donde ciudades como Rockhampton llevan semanas esperando que baje el nivel de las aguas para comenzar las laboras de limpieza. El Estado australiano ha desembolsado ya cuatro millones de dólares para ayudar a los cerca de 200 mil damnificados. Según estimaciones, los daños sumarán uno cinco mil millones de dólares.