Parlamentarios advierten irregularidades en conseción a proyecto minero cerca de Constitución

seleccic3b3n008.jpg

Gracias a una nota que salió publicada en el sitio El Dínamo, nos enteramos de una nueva disputa entre la naturaleza y la minería. Las dunas de Putú, a 22 kilómetros de Constitución y con una extensión de 38 kilómetros de largo, estaban siendo tramitadas desde el año 2005 para convertirse en un Santuario Natural de Chile. Fueron estas dunas, las que evitaron que las cerca de 1600 personas que viven ahí, no fueron arrasadas por el tsunami que azotó con fuerza a su vecina ciudad. Pero algo malo tenía que tener (o bueno, dependiendo del ojo con el que se mire), es una zona altamente explotable para el sector de la minería… Ya imaginarán cómo sigue el cuento.

Hace exactamente un año, la empresa Aconcagua S.A, filial chilena de la compañía australiana South American Iron & Steel, consiguió la concesión para explotar la zona en busca de hierro (incluso, le dieron permiso para excavar en el subsuelo del pueblo). A lo mejor esto no tendría nada de raro, pero varios parlamentarios sospecharon de la rapidez con que fue aprobado el proyecto.

seleccic3b3n007.jpg

El diputado UDI Pedro Pablo Álvarez-Salamanca, que mandó documentos de fiscalización al Ministerio de Educación, de Medio Ambiente, subsecretaría regional del Medio Ambiente del Maule, Consejo de Monumentos Nacionales, a la Intendencia de la Región del Maule y al municipio de Constitución para saber por qué se paralizó el proceso en que las dunas se convertirían en santuario, señaló: “Demás que en uno o dos años se pudo declarar como santuario el humedal. Pero se esperó y esperó hasta que se empezaron a pedir los derechos de minas en el Juzgado de Constitución. Curiosamente antes del terremoto se dictó la última sentencia constitutiva”.

Pero la situación no diferenció colores políticos y miembros de la oposición también tuvieron cosas que decir.

seleccic3b3n009.jpg

Alfonso De Urresti es miembro de la comisión de Medio Ambiente y militante del partido socialista y no dudó en señalar que la aprobación había sido extraña: “Esto está hecho a lo bandido, es una tramitación express, durante el verano, cuando hay casi nula oposición”.

Habrá que ver finalmente si se logra hacer algo al respecto o quedará en el olvido y una nueva zona -que tiene méritos suficientes para ser un santuario natural- queda en manos mineras.

Link: La embestida minera que amenaza las dunas del Maule (El Dínamo)