El próximo round medioambiental que deberá enfrentar el gobierno chileno

islariesco550x367.jpg

(cc) VagabondJim

La Región de Magallanes, en Chile, es una de las zonas más australes del mundo. Por ende, hay mucha vegetación virgen. Y así como hay vegetación, hay recursos. Carbón, específicamente. Y si hay recursos que explotar, hay empresarios con grandes billeteras que pretenden hacerse aún más millonarios a costa de contaminar y de compensar con un décimo o menos, a los locatarios de la zona. El semanario chileno Qué Pasa tocó este tema en su última edición y aquí les entregamos -y analizamos- sus principales conclusiones.

La situación es la siguiente: Isla Riesco está ubicada a 57 kilómetros de Punta Arenas. En ella hay una reserva nacional, una pingüinera y un paso de ballenas; sin duda un lugar bastante importante para el medio ambiente. Sin embargo, la Minera Isla Riesco -propiedad del grupo Angelini y Von Appen-, pretende extraer seis millones de toneladas de carbón desde una tierras que adquirió en el lugar. El lunes debían entregar su tercer informe a la Corema de Magallanes para que ésta a su vez tome la decisión en marzo si aprueba o no el proyecto. Los empresarios ya han invertido 113 millones de dólares solo en los estudios técnicos y en los terrenos. ¿Y qué les han dado a los habitantes de la isla a cambio?

Remodelación de casas de estancias
Una ambulancia al municipio de Río Verde (comuna a la que pertenece isla Riesco)
Reforestación de distintas zonas en la isla
Alianza con Inacap para crear carreras que formen profesionales y técnicos que sepan de carbón

Todo esto como parte del proyecto de Responsabilidad Social Empresarial que la minera está llevando a cabo hace 10 meses ya.

¿Qué opinan?, ¿Consideran que está bien la “compensación” que está haciendo la minera a los lugareños?, ¿Una ambulancia y unas casas a cambio de contaminación pura y directa de uno de los pocos lugares prístinos que van quedando en nuestro país?

Pero los locatarios no están solos. El millonario Douglas Tompkins conversa hace un par de meses con el ministerio de Bienes Nacionales para donar 27 mil hectáreas que posee en la isla. Pero no lo hará así como así. No. De hacerlo, las entregará sujeta a condiciones: Que el terreno sea declarado Parque Nacional. De aceptarse su petición, el territorio no podrá tener la intervención de ninguna persona.

Por lo mismo, Tompkins no quiere tener de vecinos a una mina de carbón, por lo que salió el fin de semana dando declaraciones en la revista Qué Pasa:

QP: ¿Es compatible la reserva Alacalufe con el proyecto minero en isla Riesco?

DT: Creo que esta es la pregunta equivocada. La verdadera pregunta es: ¿qué es compatible con una mina de carbón a rajo abierto? En cualquier parte del mundo. Carbón asesino (Killer Coal) se dice en inglés. La civilización industrial ha arruinado el clima en el que toda la vida depende, en gran parte, del carbón. Por lo tanto, cualquiera puede sacar sus conclusiones: las minas de carbón son compatibles con cualquier cosa, excepto que están destruyendo el mundo tal como lo conocemos.

QP: En su opinión, ¿enviaría el gobierno de Sebastián Piñera una señal en materia energética si el proyecto es aprobado?

DT: Me resulta difícil imaginar que el presidente Piñera esté a favor de una mina de carbón a rajo abierto para suministrar a cualquiera y en cualquier lugar la energía más sucia que existe sobre la faz de la tierra.

Pero eso no es todo, ¿adivinen quiénes serán los principales compradores de carbón? Las termoeléctricas de todo el país. Es decir, seguiríamos privilegiando al carbón y la energía sucia por sobre el medio ambiente. ¿Y a quiénes beneficiará? A los empresarios, que de aprobarse y en base a los 120 millones de toneladas con las que cuenta el yacimiento, cada socio se llevaría entre 190 y 250 millones de dólares al año.

Hoy, un 25% de la energía es generada mediante termoeléctricas a carbón, pero los especialistas creen que en la próxima década esa cifra llegue a un 40%, lo que beneficiaría claramente a Minera Isla Riesco.

Lee el reportaje completo de Qué Pasa