U2 contrata empresa para que fanáticos compensen sus emisiones de CO2

u2.jpg

(cc) Matt McGee

U2 y Bono siempre han sido sinónimo de apoyo al planeta, de las causas perdidas y del fin de la hambruna en Africa. Incluso Bono fue nominado al premio Nobel de la Paz. Es por eso que cuando leí el titular de esta noticia “U2 contrata a una empresa para compensar las emisiones de CO2 de sus conciertos”, me dije “qué bueno, porque la cantidad de emisiones que debe generar una gira como la de U2 debe ser altísima”. Pero cuando seguí leyendo me di cuenta de que no eran “ellos” los que compensarían sus emisiones, sino los fans que van a sus conciertos. ¿Qué tal?

La cosa es así: La empresa Offset Options, encargada de la “compensación”, da la opción a los fanáticos de U2 que compran su entrada por Internet saber cuánto CO2 emitirá a la atmósfera su desplazamiento hacia el concierto, y en relación a eso pagar un porcentaje extra con la entrada (como si las entradas a las conciertos de U2 no fueran lo suficientemente caras).

Con este dinero recaudado, la empresa se compromete a realizar proyectos ‘verdes’, tales como invertir en centrales hidroeléctricas o reforestar bosques, aunque son las mismas personas que pagan las que deciden a qué proyecto derivar su aporte.