España se preocupa de los autos “dados de baja”

autochatarra.jpg

(cc) Seo2 | Relativo & Absoluto

En un nuestro país hubo un comercial que acuñaba la frase “está viejo, botémoslo”. Bueno, en España no es tan fácil la cosa. Por lo menos con los autos. Porque no es cosa de decir “mi auto ya no sirve, nadie me lo compra, lo boto”. No. Porque precisamente lo que quieren es poder tratar adecuadamente los vehículos para generar el menor impacto medio ambiental posible.

La legislación española obliga a las personas a recoger sus autos, en caso de encontrarse varados en algún lugar, y tratar de arreglarlos para evitar el impacto ambiental de sus componentes. De no ser así, entra en acción el SIGRAUTO, asociación que se encarga del tratamiento medioambiental de los vehículos fuera de uso (VFU), que cuenta con uno de los sistemas de recogida y recuperación de VFU más avanzados del mundo.

Manuel Kindelan, director general de SIGRAUTO, estima que en España se dan de baja alrededor de un millón de autos al año y asegura que “todos ellos se tratan de forma medioambiental correcta”. Salvo en los casos que se encuentran con residuos muy extraños que no pueden reciclarse, se envían a un vertedero controlado para que se encargue de ellos.