(187) Medicina natural: Flores de Bach

floresdebach.jpg

(cc) tele_

Hay gente que es escéptica y creen que son un “placebo”, es decir una solución para dejar tranquila a la mente, pero que en verdad no tienen ningún efecto. Hay gente que cree que por tomarlas, de inmediato va a cambiar su vida. Y hay otra gente que puede tomarse un frasco en un día porque creen que eso las va a ayudar. Pero también hay otra gente. Una que decide tener la paciencia suficiente para probarlas y darles una oportunidad. No de un día, ni de dos o una semana, sino meses e incluso años. Yo soy uno de ellos.

Las flores de bach llevan ese nombre por el doctor Edward Bach, quien implementó esta terapia 100% natural para tratar males emocionales que más tarde podían transformarse en enfermedades psicosomáticas. El miedo, el descontrol, la angustia, ira y confusión, entre muchos otros estados pueden ser tratados con la esencias florales de 38 especies que luego de un proceso de maceración, entregan dosis para tratar dichos problemas. Esta terapia comenzó a ser implementada por Bach en 1930, pero fue más en la última década que este tipo de tratamientos tuvo un boom.

Personalmente empecé a tomar flores hace un poco más de un año. Esto debido a que pasaba por un momento de desequilibrio en mi vida. Mi cuñada había comenzado a hacer el curso hace un tiempo atrás y me recomendó que empezara a tomármelas. Que a ella realmente le habían cambiado su vida. Así que lo hice caso y me junté un día con ella y según las cosas que le iba contando, me hizo una mezcla con las flores que ella creía que me podrían ayudar. Eso fue en julio del 2009.

La semana pasada me junté con ella porque se me habían acabado como hace dos semanas y no me había podido juntar con ella porque había estado con mucho trabajo y vivimos muy lejos el uno del otro. Así cuando por fin me hice el tiempo me hizo una pregunta que me puso a pensar: “¿Por qué quieres seguir tomando flores de Bach?”. A lo que me puse a pensar detenidamente y ahí fue cuando encontré la palabra que buscaba: Equilibrio.

Pero ojo, no estoy diciendo que a todas las personas que tomen flores van a tener ese resultado. A mí personalmente me da una sensación de paz, armonía y equilibrio y he notado muchas veces que mi ánimo está muy bien cuando me las tomo correctamente (cuatro veces al día, cuatro gotas cada vez). Pero como les dije: Ese soy yo. Además, me generan una sensación de limpieza, de ir limpiando todas esas cosas negativas que a veces guardamos o nos quedamos pegados y nos van envenenando de a poco. Y eso, lo he sentido con mucha fuerza.

En fin, hoy en día varios miembros de mi familia también las toman y ellos también sienten que les funcionan. Pueden decir lo que quieran de ellas, pero mientras a TI te funcionen, el resto no importa.