Se reabre la discusión sobre los transgénicos en Chile

trasngenicos.jpg

(cc) Felipe Roos

Parece que ChileBio (la asociación que reúne a las empresas agrícolas Bayer S.A., Dow AgroSciences Chile S.A., Monsanto Chile S.A., Semillas Pioneer Chile Ltda. y Sygenta S.A.) tiene una importante cuota de poder, ya que han logrado que se vuelva a conversar en el parlamento sobre la producción de alimentos transgénicos en nuestro país.

Y fue el mismo ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, el que confirmó en el encuentro Enela, celebrado hace algunos días en Temuco, que se retomaría la discusión legislativa sobre el cultivo y comercialización en Chile de los alimentos transgénicos. Y créanlo o no, el anuncio sacó aplausos.

Para esto mismo se creó una comisión público-privada que está trabajando en las bases de lo que serán las indicaciones al proyecto Bioseguridad de Vegetales Genéticamente Modificados que se discutirá en el Congreso.

Hoy en día, la única norma específica en nuestro país sobre los transgénicos está en una resolución del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) sobre Normas y Regulación de Liberación de Transgénicos, que señala que “sólo se autoriza en Chile la entrada de semillas transgénicas para multiplicación con fines de exportación. No se permite para consumo”. En otras palabras, se puede producir semillas transgénicas para exportar, no para producir esas semillas aquí.

Frente a esto, Miguel Angel Sánchez, director ejecutivo de ChileBio y miembro de la mesa de trabajo impulsada por el gobierno, cree que hay una incongruencia, ya que a Chile igual llegan productos de origen trasngénico o que han sido procesados con semillas trasngénicas. “Afuera procesan el producto final y nosotros lo importamos y finalmente, consumimos ese mismo maíz o soya”, explica Sánchez.

En Chile, los grupos ambientalistas a favor de los alimentos orgánicos, lo único que piden es que la comida venga con una etiqueta que señale el origen del producto para saber si es o no transgénico, cosa que en otros países del mundo se ha convertido en ley.