Madrid: Al límite de la contaminación acústica

silencio.jpg

(cc) Ko_An

Hace un tiempo atrás escribimos de los insoportable que a veces podía ser el ruido de la calle. Sobre todo cuando era la época del mundial y esas malditas vuvuzelas sonaban por todas partes.

Según un informe realizado por el Ayuntamiento de Madrid, dicha ciudad estuve al borde del máximo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de 65 decibelios ponderados durante el mes de julio. Promediado en las 17 estaciones operativas, registró 63,3 decibelios, cifra que fue superada 5 estaciones, donde algunas alcanzó los 71 decibelios en Puente de Vallecas.

Los puntos más altos de contaminación acústica se registraron durante las celebraciones post mundialeras, en las que Madrid fue “la sede” de la celebración con la selección española campeona del mundo en Sudáfrica 2010.

El ruido y la contaminación acústica es un ítem que a veces no se considera demasiado relevante a la hora de elegir un cambio de ciudad, pero ¿se imagina estar viviendo en un lugar en donde en vez de hablar, tuviera que gritar (o por lo menos hablar mucho más fuerte?