Científicos norteamericanos advierten que cambio climático es peor de lo creíamos

calentamientoglobal.jpg

(cc) ‘PixelPlacebo’

Desde hace bastante tiempo este tema viene siendo una discusión recurrente dentro de la comunidad científica. Y ahora mucho más, luego de que se diera a conocer una investigación realizado por la National Acadmey of Sciences of the United States of America (PNAS), en la cual se estima que la situación que enfrenta el cambio climático es mucho peor de lo que pensábamos.

¿Pero qué tan peor puede llegar a ser esta situación? Si bien esta respuesta no ha sido esclarecida por el grupo de científicos que participaron de la investigación, sus datos nos entregan una serie de alternativas tendientes a alivianar la situación. Sin embargo, estos expertos advierten que los “cambios” son extremadamente difíciles de revertir y -ante todo- para nada rentables.

Algunas de estas soluciones irían de la mano de la geoingeniería, y consistían en la inyección –cada 18 meses- de partículas de dióxido de azufre a la atmósfera, condición similar a la que se da en una erupción volcánica de gran magnitud. Esto ayudaría a reducir las temperaturas y retardar el proceso de derretimientos de los hielos, además de colaborar con la elevación de los niveles del mar. Otras medidas que se desprenden de esta investigación son la instalación de espejos en el espacio, capaces de reflejar grandes cantidades de radiación solar y de paso ayudar a enfriar al planeta. Y, por última opción está la forestación, tendiente a permitir una mayor capitulación del CO2.

Algunas de estas soluciones poco convencionales, ya cuenta con voces opositoras dentro de la comunidad científica, lo claro es que estas iniciativas no se pueden desechar, pero deben ser analizadas celosamente ya que cualquier medida que tome la humanidad podría tener consecuencias negativas, generando un mayor daño que beneficio. Esperemos que la geoingeniería continúe trabajando y lo haga lo suficientemente rápido para reparar el profundo daño que le hemos ocasionado a nuestro planeta.