A 5 años de Katrina: ¿La naturaleza nos da lo que nos merecemos?

katrina.jpg

(cc) Daquella manera

Cada cierto tiempo, la naturaleza nos hace darnos cuenta de lo pequeños que somos y de lo imponente y grande que ella es. Hoy, alrededor del mundo, desastres naturales causan miles de muertos y millones de hectáreas inservibles, ya sea por olas de calor, incendios forestales o inundaciones.

Rusia, España, Bolivia, Pakistán y China han sufrido el poder de la naturaleza en carne propia estos últimos días. De calor a lluvia, de lluvia a calor insoportable. Sequías. Inundaciones. Los dos contrastes ocurriendo al mismo tiempo en distintos lugares del mundo. El clima está intratable y mientras pasan los años la situación empeora. Todavía hay quienes dicen que el cambio climático es una mentira. Lamentablemente son las noticias, las que hoy nos demuestran lo contrario.

Este mes se cumplen 5 años del huracán Katrina, razón también por la que nace esta nota. Los huracanes han existido desde siempre, pero los diques que habían construido no funcionaron cuando el nivel del mar comenzó a subir debido a los tornados y el final de la historia todos lo sabemos. En conclusión, ahí fallamos nosotros, los hombres.

katrinadesdearriba.jpg

(cc) Euclid vanderKroew

Más de 1.800 personas murieron, la ciudad de Nueva Orleans quedó destruida y generó daños materiales por más de 75 mil millones de dólares.

Si bien cuando la naturaleza nos golpea de esta forma, no hay nada que podamos hacer más que reaccionar y tratar de cuidar nuestro entorno una vez que la tormenta pasa. Pero cuando vemos desastres naturales que son causados por la mano del hombre, como el triste derrame de petróleo en el Golfo de México, es cuando más debemos protestar y levantar nuestra voz para que este tipo de cosas nunca más vuelvan a pasar. Porque TODAS esas acciones terminan repercutiendo de una u otra forma en nosotros, ya sea por el calentamiento global, o por la muerte de la fauna marina o porque afecta la biodiversidad del lugar.

Finalmente, la vida es cíclica, y todo el daño que nosotros le hacemos a la Tierra, ella, nos lo devuelve. Y lo que pasa hoy alrededor del mundo es la prueba de eso.

¿La naturaleza nos da lo que nos merecemos?

Cuidemos el planeta. Para que después el planeta nos cuide a nosotros.