Plantas y árboles de invierno: Los bonsai

bonsai-2.jpg

(cc) Grufnik

La jardinería suele ser una pasión para muchas personas; algunos porque se desconectan de su rutina diaria, otros porque les gusta tener una conexión con la naturaleza y otros porque sienten que están generando vida de una u otra forma. Es por eso que muchas veces les hemos hablado de distintas plantas y árboles para plantar. Pero como en algunas partes del mundo estamos en pleno invierno, a veces se ha difícil mantener con vida ciertas especies florales. Es por eso que hoy les mostramos uno que aguanta topo tipo de estaciones (con el debido cuidado, claramente): El bonsai.

Todo aquel que tuvo una infancia (a lo mejor esto no se aplica para todas las mujeres, ya que muchas veces no les gustan las películas de peleas) probablemente vio alguna vez -o muchas- la película Karate Kid, con dos grandes personajes como Daniel San y el señor Miyagui. Este último, un gran aficionado a la naturaleza, enseñaba a Daniel San el karate, pero también el cuidado de los bonsai. Incluso, en la tercera parte, decide instalar una tienda de bonsai.

Por lo menos para mí, esa fue mi primera aproximación hacia el mundo de los bonsai. Siempre me llamó la atención su forma, tamaño y cuidado.

Mi segunda aproximación, ya más a nivel concreto, fue cuando uno de mis amigos decidió casarse. No tenía la menor idea qué regalarle. Además, era el primero en casarse, por lo que en vez de regalarle una tele, una radio, una lámpara o un sofá, con un amigo decidimos comprarle un bonsai. Y cómo lo agradeció. Siempre había querido tener uno y por esas cosas místicas de la vida, nosotros se lo regalamos.

Pero dejando de lado las experiencias personales, los bonsai son pequeños árboles que en las condiciones adecuadas pueden aguantar tranquilamente todas las estaciones del año. Los especialista señalan que realmente no existen los bonsai de interior, sino que son bonsais tradicionales que se aclimatan a estos ambientes. Lo importante es siempre regarlos cuando la tierra esté seca, darles MUCHA luz y podarlos cuando es necesario.

Si usted siempre ha querido tener uno, pero no se atreve porque no sabe cómo cuidarlo, en Internet hay MUCHÍSIMAS páginas web, tutoriales y consejos para “primerizos”.

Aquí les dejamos una

A continuación, les dejamos una galería de fotos de distintos ejemplares.