Derrame en el Golfo: siguen las malas noticias

oilcurrent825x825.jpg

Existe una gran masa de agua cálida que podría empeorar aún más la situación del derrame de petróleo de la  firma BP (empresa que pagará por todos los daños producidos de acuerdo con CNN).

Este flujo masivo de agua se mueve (como realza la fotografía) en dirección al norte de Cuba y la Península de Yucatán, luego hacia el norte adentrándose en el Golfo de México, enseguida gira hacia el oeste y sur para luego escapar en dirección al este por el Estrecho de Florida. Este es el movimiento que realiza la Corriente del Golfo que, según indica Discovery News podría llevar el petróleo derramado hacia Florida, sus costas, y al océano atlántico.

La fuente explica que ésta corriente, durante primavera y verano, sería básicamente la autopista principal por donde viajaría el “oro negro”. Aunque les resulta difícil predecir si el petróleo alcanzará o no los bucles de la corriente, este escenario sería aún más probable si es que siguen las filtraciones escupiendo crudo dentro de las semanas o meses venideros, y subrayan que de ocurrir esto, el petróleo estaría algo más diluido que lo normal pero causaría de igual forma un impacto ambiental catastrófico.

Link: What’s the Gulf Loop Current and How Could it Spread the BP Oil Spill to Florida and Beyond? (treehugger.com)