Leche siempre y en todo lugar

amamantar3.jpg

En circunstancias como las que se han vivido en Chile y Haití en los últimos meses, es vital que las madres no dejen de dar pecho a sus hijos, que no se tienten con la leche en polvo en flamantes envases porque nada protege a los bebés como la leche materna. Incluso en casos como estos se invita a las madres a ser nodrizas de otros recién nacidos. Por una parte está el calostro de los primeros días de vida que sirve incluso para generar anticuerpos y proteger al hijo como si le dieramos una mezcla de vitaminas y antibióticos y luego la leche que baja (o sube como también se dice) y que puede darse por años.

Como ya hemos publicado antes, La liga de la leche es una organización que salva vidas y ayuda a las mejores relaciones sicológicas y emocionales que se deben formar entre la madre y su hijo en los meses de lactancia, la Liga nos ha pedido que apoyemos a las madres que están dando pecho haciendolas saber que incluso bajo extremo estrés las mujeres siguen siendo capaces de producir leche y que incluso las mujeres desnutridas pueden amamantar. Al dar pecho las hormonas que se liberan ayudan a las mujeres a encontrar más paz y relajo, por lo que incluso pasa a ser terapeutico.