Intercambios de ropa: fomentan la re-utilización

395872152946da27cba0.jpg

Hablando de Re-utilización de ropa, hace un tiempo participé en un Intercambio de Ropa. Alguien me invitó a mí y a otras mujeres a su casa para que lleváramos todas las prendas que no estábamos ocupando. La pusimos en un montón al centro y cada quien se fue probando y quedando lo que más le gustaba.

Para mí estuvo genial, llegada hace poco a Nueva Zelanda, sólo tenía dos poleras que no ocupaba, pero salí con bellos vestidos, buzos, y casi unas botas (alguien las tomó primero). Además aprovechamos de compartir y de llevar algo para comer: Ropa nueva, tarde de buena onda, rica comida y todo gratis.

Sólo se requiere un grupo de amigas/os (por alguna razón imagino que los hombres no serán tan adeptos a este tipo de eventos. Pero me imagino que depende, como todo), un espacio donde poner toda la ropa y quizás alguien que organize un poco el asunto. El vestuario que nadie quiere se puede guardar para el próximo intercambio, o donar, e incluso rehacer si la tela es buena y alguien se maneja con la máquina de cocer. Nunca botar.

El único peligro de un intercambio de ropa son dos personas tirando de una misma prenda. Queda a la creatividad de cada uno resolverlo: concursos, lanzamientos de monedas o juicios salomónicos. Lo bueno es que si se organizan intercambios periódicamente, hay mucha ropa que vuelve a aparecer, así que es posible recuperar algo de la sesión anterior.

Una variante de estos encuentros, son eventos organizados por grupos universitarios o comunidades más grandes. En estos casos la gente lleva las prendas que no está ocupando y todo se pone sobre mesas para que los interesados puedan recorrer y probarse a su gusto. Sirven también para recaudar fondos pidiendo donaciones a quienes se llevan ropa.

Se pueden hacer variaciones y en lugar de ropa, intercambiar materiales de manualidades, artículos para niños, etc. Estos trueques son una forma más de re-utilización y reciclaje, además impulsan la participación en comunidades y son básicamente entretenidos. Organiza uno.