Evita el exceso de embalaje

4349383178db68f8caae.jpg

El mundo está lleno de envases y embalajes difíciles de degradar que adquirimos cuando compramos algo. Estos plásticos innecesarios ocupan espacio en nuestras casas y contaminan el medio ambiente ¿Qué podemos hacer para evitar este exceso de embalaje?

El primer y más obvio consejo es que no embales nada: lleva una bolsa re utilizable cuando hagas las compras.  Hoy en los supermercados venden hasta la fruta envasada y a veces de forma individual. Es un gasto de material completamente evitable. Otra manera de librarte de las bandejas, cajas, plástico y aluminio, es que compres a granel (llevando tú la bolsa) y en mercados donde no se usa tanto material a la hora de entregar el producto.

Re-utiliza envases: si tienes que llevar alimentos, prefiere aquellos contenedores que vienen con la mantequilla o los que tengas tú en tu casa para que no compres otros extra. Una forma común de limitar el uso de plásticos es que tú hagas los bizcochos, mermeladas y todo lo que venga envasado y que puedas fabricar.

Los productos de limpieza son nuestros mayores proveedores de embalaje. Para evitarlo, hazlos tú: en VV te enseñamos cómo usar el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio. Este mismo consejo lo puedes aplicar a los productos de belleza o las cremas que también utilizan muchos envases, es mejor que las hagas tú con productos naturales, también te hemos dado algunas recetas para eso.