Contaminación de vehículos endurece las arterias

4106174015df8229896.jpg

En Los Angeles, Estados Unidos, el número de personas que viven cerca de las autopistas y que tienen arteriosclerosis (engrosamiento de las paredes de las arterias), es el doble de los que viven lejos del tráfico, lo que les provoca infartos y enfermedades cardiovasculares. Este es el resultado al que llegó un estudio realizado por la Universidad de Carolina del Sur y la Universidad de Berekeley, junto a científicos de España y Suiza.

El estudio

Midieron el espesor de la carótida cada seis meses y durante tres años a 1483 personas de Los Angeles que tenían sus casa a menos de cien metros de la carretera. Los relacionaron con el nivel de partículas de polvo tóxico en los hogares y determinaron que el grosor de la pared aumentó 5,5 micrómetros al año, más del doble de la progresión media.

Con esto se demostró que la contaminación aporta a la formación de enfermedades cardíacas tempranas, como la arteriosclerosis, responsable de la mitad de los fallecimientos en occidente.