Vancouver 2010: las Olimpíadas y los bonos de carbono

jjoo493x350.jpg

Ya comenzó la XXI edición de los Juegos Olímpicos de Invierno, este año la ciudad anfitriona es Vancouver, en Canadá. En la versión 2010, los organizadores de los JJOO se vistieron de verde y decidieron que tendrán carbono neutral, es decir, reducirán el impacto ambiental de las 300.000 toneladas de emisiones de GEI (gases de efecto invernadero) que se esperan.

Un evento de esta envergadura, tiene emisiones indirectas: vuelos de aviones, miles de espectadores y muchos trabajadores, y emisiones directas: construcción de las sedes y más viajes. Por eso el comité organizador elaboró una calculadora para que los asistentes estimen su emisión y compren bonos de carbono para compensarla. No sé si sea la mejor solución porque la emisión sigue existiendo, eso no evita que se produzca, sólo hace que la gente sepa que tiene la alternativa de “redimirse” comprando un bono.

Las compensaciones serán invertidas en tecnología y proyectos de producción de energía limpia. Lo bueno de esto, es que la iniciativa genera conciencia ambiental y hace a las personas más amigable con el planeta, sobre todo si comprenden que el futuro de los JJOO de invierno depende del cuidado que tengamos con el medio ambiente, para que no siga aumentando el calentamiento global.