Inuk, un hombre de hace 4000 años

inuk.jpg

Eske Willersev, científico de la Universidad de Copenhague, y su equipo, descubrieron un nuevo avance en las técnicas de secuenciación de ADN, gracias al cabello de un hombre que se conservó congelado durante 4.000 años en Groenlandia.

Esto permitió conocer el grosor del pelo, color de piel y de ojos, además de la secuenciación del genoma casi completo de este hombre conocido como Inuk, todo a partir de la muestra de cabello. La revista Nature publicó que con este descubrimiento se supo que hubo una migración desde Siberia hacia el continente americano hace 5.500 años, diferente a la que formó a los nativos americanos y los esquimales o inuit. Inuk pertenecía a la cultura Saqqaq, el primer pueblo que habitó en Groenlandia. El pelo fue encontrado en Qeqertasussuk.

El análisis genético determinó que era un hombre joven de pelo oscuro y ojos marrones. Tenía dientes en forma de pala y un metabolismo que se adaptaba bien al clima frío. Su grupo sanguíneo era (A +), tenía altas probabilidades de quedar calvo y su dieta se basaba en focas y aves marinas.

El año pasado el Instituto Max Planck de Biología Evolutiva, en Leipzig, logró reconstruir el genoma de un Neandertal de 38.000 años, gracias al ADN que recuperó del hueso fosilizado de una pierna de estos hombres que fue encontrado en Croacia. En 2008 habían secuenciado el ADN de un mamut gracias a que hallaron pelos congelados de este animal en Siberia.

Link Genome from ancient human hair conjures up brown-eyed man, Inuk (Guardian.co.uk)