Carta desde Europa (Parte II)

1175522045c8929daf65466x350.jpg

La ventaja del esquema “Hacer una muy fuerte apuesta a la eficiencia y ahorro más las energías renovables. Además atacar el tema del aumento de CO2 de manera tan decidida como se hizo con la capa de Ozono. Este es el único escenario que podría conducir a una situación más aceptable para todo el mundo”, es que hay tantas energías renovables, que no hay problemas de abastecimiento. Sí hay mucho problema de tecnología, pues hay mucho que desarrollar, probar y mejorar. La otra ventaja es que estas fuentes permiten a las personas que hoy nada tienen que al menos tengan la esperanza de obtener una mejor calidad de vida.

Bueno, el hecho de que esto que para los Quijotes era evidente hace 20 años, ahora es evidente para muchas más personas, ha permitido un cambio e impulso en las renovables que no se había observado nunca.

Y ahora vuelvo a las razones por las que vamos a Jülich. Hace ya un par de años, este Instituto estaba en contacto con al Universidad Santa María (a través del Ing. Pedro Roth) para organizar una Escuela de Verano en Energías Renovables. En Jülich lo hacen desde hace más de 25 años. Bueno, un chileno que estaba en Jülich (Rolf Sielfeld, ahora en Chile) supo de nosotros y planteó la idea de que la última semana del curso (la parte Taller) se realizara en San José de Maipo, en el centro de EcoMaipo. Nos ubicó, aceptamos y nos pusimos a trabajar para tener todo listo.

En enero de 2006 vino a Chile Klemens Schwarzer (uno de los profesores Alemanes de Jülich) a visitarnos y ver los avances y finalmente partió el curso en Enero de 2007 con 27 alumnos de la U. Santa María, U. de Concepción, U. de Chile y uno de la Austral. Vinieron como 6 profesores de Alemania y además tuvimos profesores locales. Y la última semana de clases se realizó en EcoMaipo como estaba previsto. Fue una semana intensa, pero sumamente provechosa y entretenida. El esfuerzo valió la pena para todos los involucrados.

Después del curso, Maria Breuer se quedó una semana más aprovechando las montañas y los paisajes. Allí coordinamos detalles de la visita a Jülich que tiene que ver con la próxima escuela de verano (a ser cofinanciado con Chile). También vamos a conversar acerca de posibles proyectos de cooperación con Chile y de formación de postgrado de personas…

Nota agregada el 27 de febrero de 2009

A los párrafos anteriores le faltaron unos acápites más. En particular:

a) La vida tiene que estar orientada al desarrollo y no al crecimiento económico. No se debe confundir lo uno con lo otro. Desarrollo significa calidad de vida. Crecimiento sin límites significa llegar a los límites del planeta y destruir el medio ambiente.

b) No es posible un esquema donde todo al final se bota. La gran fortaleza de la naturaleza es que nada se bota, todo se recicla. Lo que es desecho en un nivel, sirve en el nivel siguiente y la naturaleza opera en ciclos cerrados.

c) Para que el sistema funcione, se necesita energía, y las únicas fuentes sustentables en el largo plazo son las energías renovables.

d) No es sustentable la sociedad de consumo que nos han tratado de meter en los últimos 50 años. Las sociedades exitosas en el pasado supieron reconocer los principios recién enumerados.

Está muy claro que en cualquier sociedad futura sustentable (si es que la logramos), se vivirá en forma más modesta, pero plena. En cambio la sociedad de hoy asegura el hiper consumo de unos pocos a cambio de la miseria de millones y la expoliación del planeta. Eso debe terminar.

***Cristy con Maria Breuer en los Baños Colina, más arriba de Lo Valdés.