En el mes de la fruta: fructosa, mermeladas y pies

3140665324a5b53d4e09.jpg

Febrero es el mes de la fruta, por eso les queremos contar qué es la fructosa y endulzarles el mes con una receta de mermelada, a propósito de las conservas para el invierno, y otra de pie de limón.

La fructosa o levulosa, es un tipo de azúcar presente en todas las frutas naturales y la miel. Tiene la misma fórmula que la glucosa, pero con diferente estructura. A diferencia del azúcar refinada, la fructosa es metabolizada y aguardada por el hígado en forma de glucógeno como reserva para cuando necesitamos energía. Pero se sabe que eleva la glicemia, por lo que se descartó su uso en diabéticos. El azúcar refinado produce un aumento y caída rápida de energía y se absorbe instantáneamete.

La fructosa endulza más que la glucosa, por lo tanto se necesita menos cantidad y en consecuencia se consumen menos calorías.

Mermelada casera

Necesitas un kilo de azúcar por uno de fruta, elige aquella que sea de la estación. Los damascos son muy buenos para hacer mermelada. Lava los damascos y ponlos en una olla a calentar con el azúcar y poca agua (250 cc), revuelve siempre, no importa que comience a hervir, sigue revolviendo a fuego bajo. Los damascos pueden ir con o sin cuesco, como quieras.

Cuando la fruta esté totalmente desecha y se haya integrado con el azúcar, puedes dejar de revolver. Vierte la mermelada en un frasco de vidrio y sella la tapa, así te quedará hasta el invierno.

Pie de limón

Necesitas: un tarro de leche condensada, 2 yemas, 3 clara, el jugo de tres limones, 2 cucharadas de mantequilla, 1/2 taza de harina y 4 cucharadas de azúcar (con esto debes hacer un almíbar).

En una fuente agrega la harina cernida, las dos yemas y la mantequilla, une la mezcla con las manos hasta que se forme una masa blanda. Con esta masa forra un molde (generalmente de torta) y ponla al horno unos minutos hasta que se cueza. Mientras tanto bate las tres claras a punto de nieve con almíbar.

Bate la leche condensada con el jugo de limón hasta que unirlos y se haga una crema espesa. Cuando la masa esté cocida, vierte sobre ésta la crema y encima de la crema, las claras batidas. Se pone al horno otra vez para que se doren las claras.