Lo que dejó Copenhague 2009

41782869193c6a2802b1.jpg

No hubo resultados satisfactorios en la Cumbre del Clima en Copenhague. Después de días de estancamiento en el borrador, Barack Ombama, presidente de EEUU, Wen Jiabao, Primer Ministro de la República Popular China, Lula da Silva, presidente de Brasil y Manmohan Singh, Primer Ministro de la India, realizaron un acuerdo a puertas cerradas.

El texto dice que el cambio climático es uno de los grandes retos de nuestro tiempo y que el incremento de la temperatura debería estar por debajo de los dos grados Celsius, pero no menciona ningún objetivo concreto que permita esa reducción. Algo que era fundamental en las negociaciones de la COP15. No hay metas concretas para bajar las emisiones, sólo aparecen ofertas voluntarias de reducción para llegar a un 18% las de los países desarrollados para 2020. Muy abajo del 25 y 40% que había pedido de rango el Panel Intergubernamental de Cambio Climático. El texto tampoco dice que el 2050 las emisiones deberían estar 50% debajo de las de 1990.

China y EEUU fueron finalmente los únicos protagonistas del acuerdo, a pesar de las decenas de países que participaron. Claro, si son las naciones más contaminantes. Respecto a aquellas que están en desarrollo, acordaron que harán una medición, declaración y verificación propia de sus emisiones. Además aceptaron realizar consultas internacionales para verificar que la financiación resulte en un trabajo concreto.

El acuerdo respeta el Protocolo de Kyoto y establece la necesidad de dar fondos a las naciones en vías de desarrollo para luchar contra el cambio climático, pero no deja claro cuál es la mejor forma, ni siquiera una forma, para llevarlo a cabo. Tampoco dice cómo se pasará de un acuerdo voluntario a otro legalmente vinculante en 2010.

El pacto vinculante significa establecer un control de las emisiones de gases de efecto invernadero. Para Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, la COP15 fue sólo el inicio para llegar a ese acuerdo vinculante. Dijo que está claro que no esto no pudo ser todo lo que se esperaba, pero que la decisión de la Conferencia de las Partes fue un principio fundamental.

Fue la reunión de Jefes de Estado y Gobierno más grande en la historia de la ONU, asistieron 119 líderes. De ellos algunos dijeron que la cumbre fue un primer paso necesario y otros estuvieron totalmente en contra del acuerdo como Hugo Chávez, presidente de Venezuela, y Evo Morales, presidente de Bolivia. Obama dijo que este fue un paso significativo, pero insuficiente.

Hubo muchos desacuerdos, ahora habrá que esperar un nuevo escenario de negociación en México el 2010 donde se celebrará la COP16.

Links
EEUU se declara vencedor, El País.