Reducir en la lista de la compra

screenshot.jpg

Estudios en el Reino Unido revelan que 1/3 de la comida que se compra acaba en la basura, y de ella la mayoría (60% aprox) son alimentos que aún se podrían consumir. Por persona se estima que las cifras son de 70 kg al año entre frutas, verduras, pan, comidas preparadas, carne, pescado y productos lácteos. Cada día se desechan 7 Millones de rebanadas de pan, más de 5M de papas, 4M de manzanas y 3M de tomates.

El motivo principal de este derroche es simplemente porque se compra más de lo que se consume realmente. La solución es también simple: planificación, lo que repercute directamente no sólo en la reducción de residuos, sino también de gases de efecto invernadero (se estima que cada tonelada de comida que se tira a la basura,  genera cuatro toneladas y media de CO2).

Una lista de lo que se necesita antes de ir a hacer las compras, planificar los menús de la semana y estar muy pendientes de las fechas de caducidad son hábitos que pueden impactar positivamente en nuestro medio ambiente. Además, buscar recetas a partir de las sobras, averiguar trucos para mantener más tiempo los alimentos frescos (como envolver las verduras en papel de cocina que absorbe la humedad y evitar los plásticos que las dañan más rápidamente) y hacer un buen uso del congelador congelando raciones individuales para consumir más adelante.

Link: La lista de la compra clave para reducir residuos (ecologiaverde.com)