Emprendedor Verde: Wearable Collections

booboo135.jpg

Nuestro emprendedor de la semana en VV es un genial colaborador neoyorquino que está apoyando a VV desde sus inicios: Adam Baruchowitz (Boo Boo) es parte activa de páginas como Inhabitat y Treehugger. Aquí nos responde desde su experiencia como empresario verde, a cargo de la compañía de reciclaje de ropa Wearable Collections.

VV: Por qué elegiste desarrollar una empresa con una línea verde?
BB: Me motiva el hecho de ser parte de una compañía que lucra a partir de los desechos que otros generan. No sólo  estamos generando recursos para nosotros como empresa, sino que dedicamos el 20% de nuestros ingresos generados a fundaciones de caridad. Adoro la idea de comprobar día a día el concepto de este proyecto y espero que se difunda.

booboo1171.jpg

VV: Crees que hay un mercado que beneficie el Medio Ambiente?
BB: Creo en que hay un mercado que beneficia del Medio Ambiente. Desafortunadamente puede ser que a nivel tecnológico esté aún fuera de nuestro alcance. Sin embargo, en lo que a combustibles respecta, estamos mejorando las ofertas con más opciones verdes cada día.  Las personas de occidente  estamos tomando conciencia de las acciones consumistas sin sentido que llevamos hace tiempo. Creo que estamos en un cruce de caminos y que el momentum ya se generó. Es una combinación de avances tecnológicos, educación y una buena dósis de incentivos gubernamentales que pueden ayudarnos a cruzar este puente.

VV: Qué motiva tu trabajo?
BB: He aprendido mucho como emprendedor. Sobretodo he aprendido que el éxito tiene que ver con ser equipo, no sólo ir de a uno. Combina tu historia con la experiencia de otros y deja que la organización crezca desde ahí. Esa es la forma en que opera nuestra época. Existe la tecnología para compartir ideas. No debemos perder tiempo volviendo a inventar la rueda, pero tampoco temer modernizar una empresa antigua.

VV: Qué has aprendido en tu camino como emprendedor?
BB: A decir verdad, no comenzamos como una empresa con intenciones comerciales, lo hicimos incluso antes de Una Verdad Incómoda. Cuando salió el documental, vimos que nuestro trabajo era de apoyo al Medio Ambiente y decidimos ser una empresa verde, enfocando nuestro modelo de negocios bajo esta ética. No me considero un ambientalista, pero sí una persona consciente. Creo que el movimiento ambientalista es uno de sentido común. Volviendo a situar a los seres humanos y a la vida misma dentro de las discusiones económicas.

Link: Wearable Collections